El CEL ve clave definir un plan de provincia a 10 años para asentar industria e insta a los políticos a dejar «el aquí te pillo, aquí te mato»

Julio César Álvarez, presidente del CEL. / N. Brandón

Julio César Álvarez cree clave que los políticos trabajen por el bien de León todos juntos, sin importar el color político, «y no por el bien de su partido»

A. CUBILLASLeón

Pese a intentar mirar en optimismo, la realidad de León hoy por hoy no invita a ello. Así lo entiende el presidente del CEL, Julio César Álvarez, que no oculta la preocupación con la que observa la radiografía laboral de la provincia leonesa.

El cese definitivo de la minería del carbón o el cierre de la planta de Villadangos del Páramo no dibujan un 2019 halagüeño, más aún, recordó Álvarez, tras cerrar un año en el que se han reducido el número de empresas en el conjunto de la provincia.

La solución, a juicio del CEL, trabajar «duro», apostar por sectores pujantes como el sector TIC, la agroalimentación o las biofarmacia e impulsar el asentamiento industrial de León. Y para ello, es clave definir un plan de provincia de entre 10 o 12 años.

Y para ello, remarcó Álvarez, hay que alejarse de la política de acción de «aquí te pillo y aquí te mato» y tener claro lo que necesita León y lo que se quiere como provincia. De ahí la necesidad de que los políticos locales y autonómicas trabajen por León y no por el bien de sus partidos.

«León necesita un plan definido que no se cambie cada vez que cambie el color político de los ayuntamientos o de las comunidades. Caemos que tenemos que definir entre todo ese plan y no que el nuevo que llegue simplemente porque lo haya hecho lo anterior lo destruya. Si es bueno para la provincia nos da igual quien lo plantee, hay que hacerle. Por ello, pedimos a los políticos que trabajen por el bien de León todos juntos y no por el bien de su partido».

En relación al conflicto laboral de Vestas, Álvarez aseguró que sigue a la espera de que se conozca cuanto antes el posible comprador o inversor que vaya a asumir la producción en la planta de Villadangos del Páramo, ofreciéndose como negociador por el bien del futuro laboral de León.

 

Fotos