Planta de Ciuden en Cubillos del Sil. / César Sánchez

Ciuden iniciará en primavera las obras de adecuación de la planta de Cubillos del Sil para implantación del proyecto de I+D+i de almacenamiento de energía e hidrógeno verde

El director general de la Fundación de la Ciudad de la Energía está convencido de que con los proyectos de generación y almacenamiento de energía la Ciuden «va a mantenerse de manera estable a lo largo del tiempo» / Avanza que el traslado de las oficinas al edificio de Compostilla I se hará «en el «momento en el que los trámites administrativos y legales lo posibiliten»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La Fundación Ciudad de la Energía prevé iniciar en primavera las obras de adecuación de la planta de Cubillos del Sil para a la implantación del proyecto de I+D+i de almacenamiento de energía e hidrógeno verde para el que el Gobierno ha reservado una partida de 3,1 millones en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Una iniciativa que tiene como objetivo relanzar la reindustrialización de la comarca del Bierzo y el norte de la provincia tras el cierre de las minas de carbón y de las centrales térmicas.

«Estamos trabajando de manera constante y ello nos obligará a adaptar nuestras instalaciones a estas alternativas y a lo largo de la primera empezaremos con esas adecuaciones», indicó el director general de Ciuden, Arsenio Terrón. En este sentido, puso de relieve la l lentitud con la que avanzan estos procesos lo que no permite todavía ver resultados fehacientes de las inversiones a corto plazo.

«Es importante que la ciudadanía entienda que todo esto es muy lento. El mundo de la transformación energética y de la adecuación de las instalaciones es más pausado de lo que nos gustaría a todos pero es que tiene que seguir unos pasos inexorables», subrayó.

Una ralentización que también afecta al traslado de las oficinas de Ciuden desde Cubillos del Sil al antiguo edificio de Compostilla I en Ponferrada. «Al final los plazos administrativos son tan extremadamente largos y lentos que hace que todo vaya más pausado de lo que nos gustaría», indicó. Es por ello que Terrón prefiere manterse «cauto». «En el «momento en el que los trámites administrativos y legales lo posibiliten haríamos ese traslado», aseveró.

El director general de la Fundación Ciudad de la Energía, Arsenio Terrón. / Carmen RAmos

Precisamente, se trata de una situación que asegura que puso sobre la mesa en la reunión que mantuvo este martes con la directora del Instituto de Transición Ecológica (ITJ), Laura Martín, en su visita a Ponferrada. «Hablamos de la necesidad de que los proyectos tengan ya una realidad», señaló, teniendo en cuenta que «cada institución tiene sus tiempos».

Apuesta de futuro

«Ciuden no va a quedar más remedio de que siga», advirtió tajante el director general de la Fundación de la Energía, Arsenio Terrón, teniendo en que los más de 30 millones reservados por el ITJ proceden del Plan de Transformación y Resiliencia de la Unión Europea 2021-2028. «Eso es una exigencia europea no es una cuestión de Gobierno», reseñó, lo que supone que « es un acuerdo de Estado por lo que cualquiera que venga detrás va a tener que mantenerlo».

Es más, Terrón va más allá y asegura que con la puesta en marcha de los proyectos de generación y almacenamiento de energía la Ciuden «va a mantenerse de manera estable a lo largo del tiempo», fuera de cambios políticos. «Nadie de estos territorios puede permitirse el lujo de que haya o no haya un cambio político eso implique una paralización o desmantelamiento de instalaciones o una estructura como la de Ciuden», concluyó.