Central térmica de Compostilla II de Endesa en Cubillos del Sil. / César Sánchez

Ciudadanos solicita la mediación de Virginia Barcones para evitar el derribo de las torres de Compostilla II

La portavoz liberal, Ruth Morales, asegura que Endesa posee medios suficientes para conservar este bien patrimonial

El Grupo Ciudadanos en el Consejo Comarcal solicita la intervención de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, para evitar el derribo de las torres de Compostilla II.

La portavoz liberal en la institución berciana, Ruth Morales, cree que «dado que la Consejería de Cultura y Turismo ha reconocido que las torres poseen valor patrimonial, para ser conservadas, es necesaria la intervención de Virginia Barcones, para que medie con Endesa y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), y juntos puedan actuar conforme al dictamen del Consejo del Patrimonio Histórico Español, que pide que se conserven los elementos simbólicos de la central, como parte del legado histórico».

Asimismo, Morales insta a la Junta de Castilla y León y al Gobierno central a que sigan la vía abierta por la anterior consejería de Cultura y Turismo, (liderada por Ciudadanos), que durante meses estuvo trabajando para evitar el derribo.

Además, señala que el primer obligado a conservar los bienes patrimoniales es el propietario, en este caso Endesa, y que «la compañía posee medios suficientes para conservar y poner en valor este bien, a través de la propia empresa o a través de la Fundación Endesa», que ha realizado cuantiosas inversiones para patrocinar el patrimonio de Castilla y León. «En nuestra Comunidad la Fundación Endesa ha financiado la iluminación de más de 80 monumentos, lo que constituye una buena prueba de que si hay voluntad de conservar el patrimonio industrial, la Fundación de esta multinacional puede colaborar en el mantenimiento del bien cultural y patrimonial de Compostilla».

La consejera liberal cree que la desaparición de la central supondrá la pérdida irreparable de valiosos elementos que forman parte del patrimonio cultural, al mismo tiempo que lamenta que si se derriban las torres pasen a formar parte del patrimonio destruido de la Comunidad. «Con la destrucción de Compostilla II, el museo de Niebla de Castilla y León seguirá creciendo».