El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, en la presentación de las XXXVII Jornadas Gastronómicas del Bierzo. / Carmen RAmos

El científico berciano Saúl Ares abre este jueves las 37 Jornadas Gastronómicas del Bierzo con un homenaje al trabajo de la comunidad científica durante la pandemia

Un total de 31 restaurantes, 30 del Bierzo y uno de Valdeorras, participan este año en el principal evento gastronómico de la comarca que se desarrollará del 22 de octubre al 12 de diciembbre con menús con precios entre 20 y 44 euros

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

Vuelven las Jornadas Gastronómicas. El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, ha presentado este lunes en la sede de la institución la XXXVII edición del principal evento gastronómico de la comarca que recupera de nuevo su protagonismo con la llegada del otoño después de que el pasado año se suspendieran debido al cierre de la hostelería como medida para luchar contra la pandemia. «Son las jornadas más atípicas de la historia», reconoció.

Un total de 31 restaurantes, 30 del Bierzo -cuatro de ellos participan por primera vez- y uno de Valdeorras, ofrecerán del 22 de octubre al 12 de diciembre menús elaborados con los productos de calidad de la comarca con precios que oscilan entre los 20 y los 44 euros, con una media de 28 euros y la mayoría entre 24, 25 y 30 euros.

El científico titular del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro Nacional de Biotecnología, Saúl Ares, oficiará este año como mantenedor de las XXXVII Jornadas Gastronómicas del Bierzo que se abrirán en un acto que tendrá lugar este jueves 21 de octubre, a las 18.00 horas, en las instalaciones de la Ciuden en el barrio de Compostilla.

El mandatario comarcal ha destacado la figura de Ares como «un berciano de pro» y asegura que su elección responde al homenaje que pretende brindar la sociedad berciana a la labor de la comunidad científica durante la pandemia «que ha permitido en un tiempo récord que podamos volver a disfrutar de la buena mesa en compañía y hacerlo con total seguridad en los restaurantes, unos negocios duramente afectados por la pandemia y que tanto necesitan ahora mismo de todos nosotros», señaló.

Asimismo, resaltó que el mantenedor «medio de Villadepalos, medio de Berlanga y ponferradino por los cuatro costados» fue uno de los expertos que durante los meses más duros de la Covid-19 «arrojó luz entre tanta confusión e incertidumbre gracias a sus apariciones en diversos medios de comunicación a la intensa divulgación que realizó en las redes sociales».

Un evento con «muy buena salud»

Courel confía en repetir los buenos datos de la edición de las Jornadas Gastronómicas de 2019 en la que fueron cerca de 31.000 comensales los que pasaron por los restaurantes participantes. Asimismo, puso de relieve que se trata de un evento que «goza de muy buena salud» una vez superado el bache de la crisis económica de 2008, teniendo en cuenta que, salvo el 2020 en el que no se llegaron a contabilizar comensales, «la asistencia ha ido subiendo año tras año», resaltó.

Los restaurantes participantes deben ofrecer obligatoriamente los menús de Jornadas durante los fines de semana, es decir, comidas de sábados y domingos y cenas de viernes y sábados. Los menús deben contar con todos los productos de calidad de la comarca y la mantelería y la loza deben estar en perfecto estado.

Para celebrar estas Jornadas, los restauradores han contribuido con una cuota de 300 euros a la que se suma la colaboración de 600 euros del Consejo Regulador de la DO Bierzo y el resto de los marchamos de calidad aportan un global de 1.500 euros. Un dinero que permite sufragar los gastos de diseño e impresión de carteles y folletos para la realización de la campaña publicitaria en medios de comunicación. Por su parte, el Consejo Comarcal colabora con la organización del evento, el personal y los gastos del acto de inauguración. Este año se distribuirán un total de 10.000 folletos y 250 carteles promocionales.

El presidente del Consejo del Bierzo invitó a la sociedad berciana «a que en la medida de sus posibilidades asistan a las Jornadas», consciente de que es «la mejor manera de ayudar al sector de la hostelería y apoyar a nuestros productos de calidad y, en general, a todos los sectores, agroalimentario, turístico y productivo de nuestra comarca», concluyó.