El presidente de Fele, Javier Cepedano. / Campillo

El PCE censura al presidente de la Fele por decir que falta mano de obra en la comarca del Bierzo

Denuncia que «lo que falta es el respeto a los convenios colectivos y la mejora de las condiciones laborales».

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

‌El Partido Comunista de España tacha de provocadoras las declaraciones del presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Javier Cepedano, en las que pedía mano de obra extrajera para cubrir las necesidades de la construcción en El Bierzo. Los comunistas alegan que según los últimos datos de empleo en El Bierzo hay 8.000 personas buscando un puesto de trabajo. Es por ello que el PCE entiende que en la comarca «hay mano de obra suficiente y lo que faltan son condiciones laborales decentes y salarios acordes a la categoría profesional».

La formación reta a la patronal leonesa a poner una mesa ofreciendo trabajo en la plaza de Lazúrtegui «para ver hasta dónde llega la cola». En este sentido el PCE denuncia que «lo que falta es el respeto a los convenios colectivos y la mejora de las condiciones laborales».

En referencia a la falta de trabajadores cualificados, la formación recuerda que «fueron las patronales, junto con otros agentes, quienes convirtieron a España en un país de turismo y servicios». La secretaria política del PCE en El Bierzo, Isasbel Maroto, alega que cuando la Unión Europea desindustrializó España, «muchos empresarios aplaudían» y recuerda que los comunistas fueron una de las pocas formaciones políticas que se opuso a las políticas contra la desindustrialización. En palabras de Maroto, «preferían el pelotazo y el beneficio a corto plazo» y ahora «se están dando cuenta de que no podemos vivir sólo del turismo».

En la misma línea los comunistas insisten en que hasta hace poco «había grados de Formación Profesional en construcción en el Instituto Virgen de la Encina y que fueron eliminados a causa de la terciarización de la economía». No obstante el PCE recuerda que «existen una serie de trabajadores excedentes de la minería y empresas auxiliares con experiencia y deseando trabajar». La organización considera que «nunca es tarde» y cree que también es responsabilidad de las empresas formar a los jóvenes «ya que van a ser estas quienes extraigan beneficios del trabajo», concluyen.