Castilla y León registra la séptima tasa de litigiosidad más baja, con 114,6 asuntos por 1.000 habitantes en 2018

Castilla y León registra la séptima tasa de litigiosidad más baja, con 114,6 asuntos por 1.000 habitantes en 2018

El pasado año entraron en los juzgados 275.990 asuntos y se resolvieron 264.634 casos

ICAL

Castilla y León presentó la séptima tasa de litigiosidad más baja del país en 2018, con 114,6 asuntos por cada 1.000 habitantes, por debajo de la media estatal de 128,2, según el informe estadístico sobre la situación de los órganos judiciales en el el periodo de estudio, difundido este miércoles por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En los órganos jurisdiccionales de Castilla y León entraron 275.990 asuntos, un 2,1 por ciento más que en 2017. Los tribunales castellanos y leoneses resolvieron 264.634 casos, también un 2,1 por ciento más, quedando en trámite al final del trimestre un total de 104.120 asuntos.

En la jurisdicción Civil el número de asuntos ingresados alcanzó los 112.088. En esta jurisdicción se resolvieron 104.113 y quedaron en trámite 57.193. Mientras, en la Penal entraron 134.212 asuntos, habiéndose resuelto 133.662 y quedando en trámite 30.264. En cuanto a lo Contencioso-Administrativo llegaron 8.881 y se resolvieron 7.952, quedando en trámite 5.652 asuntos. Por último, la jurisdicción Social registró 20.809, resolvió 18.907 asuntos y dejó 11.011.

Los tribunales españoles resolvieron 5,78 millones de asuntos, un 0,6 por ciento más, y quedaron en trámite 2,6 millones, lo que significa un incremento del 9,6 por ciento. También se incrementó el número de asuntos que ingresaron en el conjunto de los órganos judiciales de toda España: un total de 5,99 millones de asuntos, un dos por ciento más que el año anterior.

Las comunidades que mostraron una tasa de litigiosidad superior a la nacional, 128,2 asuntos por cada mil habitantes, fueron Canarias (167,5), Andalucía (145,1), Asturias (136,2), Baleares (134,2), Cantabria (131,2), Comunidad Valenciana (130,6) y Murcia (130,1). Las que cuentan con una tasa más baja fueron La Rioja (88,7), Navarra (93,9) y País Vasco (94,4 asuntos por cada millar de habitantes).

Tasa de congestión

En cuanto a la tasa de congestión, que exhibe el cociente donde el numerador está formado por la suma de los asuntos pendientes al inicio del periodo y los registrados en ese periodo y donde el denominador son los asuntos resueltos en dicho periodo, Castilla y León se encuentra por debajo de la media nacional, con la séptima cifra más baja. Así, registra un ratio de 1,40, frente al 1,45 de España, por encima de comunidades como Navarra (1,27), Asturias (1,32), Aragón (1,35), Cantabria (1,36), Canarias (1,38) y Madrid (1,39).

El dato regional es ligeramente superior en 2018 que un año antes. En 2017 fue de 1,37, con lo que la congestión de los tribunales ha empeorado en la Comunidad, mientras que en España se incrementó desde 1,41 a 1,45.