Cáritas ha atendido a más de 352.000 personas desde el inicio de la guerra de Ucrania.

Cáritas recauda en marzo más de 100.000 euros para Ucrania en las parroquias de la Diócesis de Astorga

La entidad hace un llamamiento a la población para redoblar el esfuerzo solidario

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

Cáritas Diocesana de Astorga recaudó durante el mes de marzo un total de 100.260 euros para atender la emergencia humanitaria en Ucrania a través de diferentes donativos y de la colecta especial llevada a cabo el 13 de marzo en todas las parroquias de la Diócesis. «Agradecemos la maravillosa solidaridad de todas las personas que han colaborado y seguimos apelando a todo el que nos pueda ayudar para que continúe haciéndolo, ya que la situación en Ucrania empeora cada día», señalaron fuentes de la entidad.

En ese sentido, el último informe de Cáritas destaca que en estos momentos la situación humanitaria es especialmente crítica en las regiones de Kiev, Odessa y Zaporizhzhya. En estas zonas, más de 60 centros de Cáritas y parroquias trabajan reconvirtiendo centros de atención social en lugares de atención a desplazados internos que huyen del conflicto dirigiéndose hacia las fronteras. Los esfuerzos se centran también en el este del país, donde existen contingentes de personas atrapadas sin posibilidad de huir.

Desde el inicio del conflicto, Cáritas ha atendido a más de 352.000 personas en centros que ofrecen alojamiento, aseo, comida y agua. También hay una red de psicólogos que ayudan a estas personas en sus situaciones personales de estrés. Los equipos humanos de la entidad reparten información actualizada, comida caliente, agua y kits de higiene básica y se encargan de organizar transportes seguros para las personas y refugios para los que no tengan otra opción.

Al respecto, fuentes de la entidad hicieron un nuevo llamamiento a la población para que aporte la ayuda económica necesaria para mantener la atención en la zona. «Este dinero garantizamos que llega directamente a los afectados por la invasión de Ucrania gracias a la red internacional de Cáritas, que trabaja sobre el terreno ayudando a los más desprotegidos», recalcaron.