Canedo califica al tripartito de «amoral» por hacer responsable al gobierno del PP de las deudas de Cacabelos

Ayuntamiento de Cacabelos./César Sánchez
Ayuntamiento de Cacabelos. / César Sánchez

Acusa al actual alcalde de mantener guardadas sentencias del Tribunal de Cuentas y no darlas a conocer al pleno

ELBIERZONOTICIASCacabelos

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Cacabelos, Adolfo Canedo, calificó hoy al gobierno tripartito de «amoral» por querer hacer responsable al anterior equipo de gobierno del PP de las deudas millonarias del consistorio de gobierno anteriores. «Estos desmemoriados donde vivieron desde el año 2003 hasta 2011 para no reconocer los verdaderos responsables de la situación de quiebra y ruina en la que dejaron el ayuntamiento los gobernantes del PSOE, con deudas sin reconocer, sin contabilizar, sin pagar y subvenciones malversadas por más de 13 millones de euros», asegura.

En cuanto a la modificación de crédito de 50.000 euros aprobada en pleno, Canedo señala que en el expediente no se vincula a una sentencia del Tribunal de Cuentas y que de hecho, el alcalde, Sergio Álvarez, tiene guardadas sentencias de dicho tribunal «que no da a conocer al pleno como exige la ley». «Oculta de forma indigna que las sentencias son favorables al Ayuntamiento, que impone el reparto de las costas, que el Ayuntamiento tiene que pagar unas y que tienen que cobrar otras, que existen unos responsables condenados, entre ellos un trabajador laboral condenado por quedarse con el dinero de todos los cacabelenses y que siguen manteniendo trabajando en el área de intervención», apostilla.

También añade que las sentencias contra el consistorio cacabelense, «por conductas irregulares e ilegales y por procedimientos infundados interpuestos por iniciativa personal del alcalde que han sido totalmente desestimadas por los tribunales», supondrán en los próximos meses «cientos de miles de euros», algo que pagarán «todos los vecinos del municipio».

En cuanto a lo sucedido en el pleno, Adolfo Canedo indicó que no va a participar en ilegalidades cuando el tripartito «es consciente de que llevan a pleno acuerdos ilegales al existir informes de una funcionaria sin nombramiento y con dos sentencias que determinan que todos sus actos son nulos». Asimismo asegura que la oposición abandonó la sesión plenaria en el turno de ruegos y preguntas porque el gobierno municipal lo usan «para interpelar a la oposición».

Por último, «tienen el atrevimiento de acusarnos de falta de respeto a una señora mayor a la que según ellos increpamos al abandonar el salón de sesiones, cuando la realidad es que fue la citada señora mayor que no es de Cacabelos, que no conocemos de nada y que estaba junto a su responsable de comunicación, quien nos insulta y falta al respeto, por abandonar el salón de plenos».

El PP ve en las declaraciones del tripartito «manifestaciones delirantes»

Por su parte el Grupo Municipal del PP de Cacabelos considera que las declaraciones realizadas ayer por el tripartito son «delirantes» y más cuando les reprochan faltan de participación «cuando venimos denunciando desde el inicio del mandato de Sergio Álvarez el obstruccionismo, el revanchismo y el aislamiento político, representativo e institucional de la oposición».

Asimismo acusa al gobierno municipal de ser «incapaz» en tres años de articular «la mínima inversión» y sobre todo cuando durante ese tiempo no se les ha convocado para negociar consensos, «ni en los asuntos capitales para el municipio, imponiéndose sus propuestas por el rodillo de sus votos».

Con ello, recuerdan que el tripartito está «instaurado en la ilegalidad» con sentencias condenatorias, manteniendo en el puesto a la interventora interina «contra el criterio de la administración autonómica y de los juzgados».

Al igual que Adolfo Canedo, los concejales populares lamentan que el equipo de gobierno utilice el turno de ruegos y preguntas de los plenos «como arma arrojadiza contra la oposición, contraviniendo su función fiscalizadora de la oposición al gobierno como prevé la ley, degradándolas a meras soflamas revanchistas y autocomplacientes».

Así, el Grupo Municipal Popular «tiene un gran respeto por los ciudadanos de Cacabelos, por la democracia y por la legalidad y no estamos dispuestos a compartir sus mascaradas que solo buscan su propio beneficio, con el ojo puesto únicamente en el clientelismo político no en el interés común de la mayoría de los ciudadanos».

Contenido Patrocinado

Fotos