Un botillo con mucha historia

Fundada por el toreniense José García Corral, la fiesta en torno al embutido rey cumplió este fin de semana en Madrid 72 ediciones

La Fiesta del Botillo tuvo lugar este año en el restaurante de Prada a Tope en Madrid. /
La Fiesta del Botillo tuvo lugar este año en el restaurante de Prada a Tope en Madrid.
CÉSAR FERNÁNDEZPonferrada

El botillo todavía no había llegado a las carnicerías de León ni de Madrid cuando en la capital de España se forjó la primera edición de una fiesta gastronómica que le hiciera protagonista. El militar toreniense José García Corral recibía en los años cuarenta recurrentemente de su casa un par de embutidos que compartía con amigos. A la celebración se le otorgó carta de oficialidad en 1965 con una comida en la cafetería La Flor de Azahar, en la Calle Alcalá. Fue sumando ediciones hasta que se integró durante un tiempo en el festival organizado por la Casa de León en Madrid. Este fin de semana sopló 72 velas. Y para el 75 aniversario está previsto publicarse un libro y llevar esta cita itinerante a su cuna, Toreno.

Alrededor de medio centenar de comensales disfrutaron en el establecimiento de Prada a Tope de Madrid de la LXXII Fiesta del Botillo, que el año pasado había tenido lugar en Valladolid. Corral fundó en su día la Cofradía del Botillo, que llevó el embutido berciano por lugares tan insospechados del mundo como Los Ángeles, Santiago de Chile o Vladivostok. De un maridaje berciano-asturiano surgió luego la Cofradía del Beato Botillo y la Santa Fabada, según explica uno de los comensales de este fin de semana, el periodista Toño Criado, que compartió mesa y mantel con otros ilustres bercianos como Pepe Carralero, Paco Vuelta o Pepe Corral.