Funeral de Cristóbal Halffter./César Sánchez

Funeral de Cristóbal Halffter. / César Sánchez

El Bierzo da el último adiós al maestro Cristóbal Halffter

El ministro de Cultura destaca el importante legado que deja el músico, director y compositor / «Mi reconocimiento es absoluto hacia la obra de un maestro», asegura

Esther Jiménez / D.Álvarez
ESTHER JIMÉNEZ / D.ÁLVAREZ Villafranca del Bierzo

La comarca del Bierzo despidió este martes a su maestro de la música con mayúsculas, Cristóbal Hallfter, que perdió la vida en la noche del domingo a los 91 años en su querida Villafranca del Bierzo. Y precisamente la Pequeña Compostela albergó el último adiós al músico, director y compositor.

La familia de Cristóbal Halffter recibió, minutos antes del funeral en la Colegiata de Santa María, el calor y el amor de muchos bercianos, anónimos, que conocieron en su día a día a este enamorado de la comarca, pero también de numerosas personalidades del mundo de la política y de la cultura.

Entre ellos, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, que destacó los numerosos reconocimientos que recibió Cristóbal Halffter en vida, así como su trayectoria. «Fue Medalla de las Bellas Artes, fue uno de nuestros directores de la Orquesta Nacional, académico de San Fernando y con numerosísimos premios», señaló.

Por ello, quiso estar presente en el funeral del «maestro de la música», para « despedirlo como se merece, para honrar su memoria y recordarle», además de para acompañar a su familia «en este trance y en este momento tan difícil».

José Manuel Rodríguez aseguró que, aunque en el año que lleva como ministro «no lo traté mucho», sí que «he seguido su obra, su música, sus composiciones» y remarcó «la minuciosidad, el detalle de sus composiciones y su forma de trabajar, cómo era capaz de conectar sectores, la literatura y la música, también hizo bandas sonoras de películas, no le traté mucho pero mi reconocimiento es absoluto hacia la obra de un maestro».

Cristóbal Halffter deja un importante legado, por ello, el ministro de Cultura indicó que seguirán trabajando para «recordar, para honrar la memoria de maestro como él y para que generaciones futuras puedan conocer ese legado magnífico que tiene que quedar y que tiene que conocerse».

El titular de Cultura estuvo acompañado por la directora del Instituto Nacional de Artes Escénicas y Música (INAEM), Amaya de Miguel, y por el director artístico de la Orquesta Nacional, David Afkham. También por el viceconsejero de Cultura de la Junta, Raúl Fernández, que indicó el de hoy es « un día triste para Castilla y León». «Hemos perdido a un gran embajador, a un grandísimo artista que ha llevado el nombre de nuestra Comunidad por el mundo», recalcó Fernández Sobrín, que adelantó que la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl) rendirá homenaje al músico residente en Villafranca los próximos días 3, 4 y 5 de junio.

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo; del subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, del presidente de la Diputación de León, Eduardo Morám; o del presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, también quisieron acompañar a la familia del músico durante el funeral, al igual que varios de los alcaldes de la comarca, con el regidor de Villafranca, José Manuel Pereira, a la cabeza, el rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, o el obispo de Astorga, Jesús Fernández, que ofició la ceremonia. .

Funeral en la Colegiata de Santa María

La capilla ardiente con el cuerpo de Halffter quedó instalada en el Castillo en el que vivió hasta sus últimos días, en la villa del Burbia. Desde allí, el féretro se trasladó a la Colegiata, donde se ofició el funeral. Sus restos reposarán en el cementerio municipal junto los de a su esposa, María Manuela Caro, fallecida en 2017.

Antes del inicio de la ceremonia, uno de los hijos del músico, Alonso Halffter, quiso agradecer a la villa en la que su padre residió desde los años 50 del siglo pasado que haya devuelto el esfuerzo dedicado por sus padres a la comarca berciana. «Fueron personas queridas y respetadas, capaces de mantener unida la tradición y la vanguardia», destacó.