Santiago junto a la secretaria política comarcal del PCE en El Bierzo, Isabel Maroto, y el secretario de política provincial, Iván Pastrana. / CÉSAR SÁNCHEZ

El PCE del Bierzo reivindica una banca pública para hacer frente a la «exclusión financiera» del mundo rural

Proponen que este nuevo organismo financie los proyectos de reindustrialización de la comarca

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La secretaria comarcal del Partido Comunista de España (PCE) en la comarca del Bierzo, Isabel Maroto, reclamó hoy la puesta en marcha de una banca pública que haga frente a la situación de «exclusión financiera» que atraviesan algunas localidades del medio rural tras el anuncio de cierre de sucursales bancarias. «Esta forma de actuar es indecente si se tienen en cuenta los beneficios millonarios de la banca privada», recalcó Maroto.

Al respecto, recordó los casos ocurridos en localidades como Encinedo, Vega de Valcarce, Cubillos del Sil, Igüeña, Priaranza del Bierzo, Congosto, Palacios del Sil, San Miguel de las Dueñas, Toreno, Matarrosa o Vega de Espinareda. «Son sólo algunos ejemplos de para qué ha servido la privatización de las cajas y la fusión: cierres de oficinas y reducción de servicios», lamentó la responsable del PCE, que advirtió de que la provincia de León ha perdido casi la mitad de sus oficinas bancarias en los últimos seis años y sólo uno de cada cinco municipios tiene banco.

Exclusión para una gran parte de la población

Según la secretaria comarcal, esta situación supone una exclusión para una gran parte de la población, especialmente para la más mayor, concentrada en los pueblos, con dificultades para desplazarse y sin conocimientos para operar por internet.

En ese sentido, la propuesta de una banca pública «al servicio del pueblo» pretende que este nuevo organismo desempeñe un papel fundamental en la transformación del sistema productivo mediante la inversión en nuevas industrias. «En este contexto de crisis económica, en los que el canal de crédito desde la banca privada tiende a contraerse, el sector público podría hacer frente a la necesaria reindustrialización de la comarca», argumentó Maroto.

Los comunistas bercianas consideran que abrir el debate sobre la banca pública es fundamental para hacer frente «de manera realista» a los problemas de la despoblación y la vertebración territorial de la comarca. De esta manera, se daría solución a algunos de los problemas del sector, como la reducción de horarios y servicios, el aumento de los costes de mantenimiento de libretas y tarjetas o los problemas de acceso al efectivo por una buena parte de la población que reside en los pueblos.