Bierzo Aire Limpio denuncia ante el Consejo de Europa el aval de la Junta de Castilla y León a Forestalia

Embalse de Bárcena./
Embalse de Bárcena.

La asociación ecologista considera que el vertido de agua al embalse de Bárcena «provocará una sinergia mortal» ya que «se hará casi al límite de temperatura máximo permitido»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La asociación ecologista Bierzo Aire Limpio ha presentado una denuncia ante el Consejo de Europa y ante su Banco de Desarrollo (CEB) en la que solicita la suspensión cautelar del aval de 42 millones concedido por la Junta de Castilla y León a favor de la empresa Forestalia y una investigación sobre las condiciones presuntamente abusivas e ilegales del aval.

El colectivo considera que este aval carece de garantías y supone una clara intromisión en el mercado de las renovables y una alteración de la competencia. «Es una operación opaca, con pantallas interpuestas: Forestalia pide el dinero al EREN (Ente Regional de la Energía de Castilla y León), el EREN pide un crédito al Banco de Desarrollo del Consejo de Europa y la Junta de Castilla y León avala el crédito con dinero público, de modo que al final Forestalia recibe 42 millones de financiación prácticamente gratis y sin riesgo». Entiende que con esta ingeniería financiera —según datos publicados por El Confidencial—, «­Forestalia ha levantado cerca de 1.000 millones de euros sólo con avales de la Junta o del Gobierno».

Bierzo Aire Limpio cree que este aval a Forestalia significa que «la Junta de Castilla y León se convierte en fiador solidario del íntegro cumplimiento de todas las obligaciones financieras y pecuniarias resultantes del contrato de financiación».

«La empresa promotora no es -afirma Aire Limpio- el Grupo Forestalia sino Fuerzas Energéticas del Sur de Europa I, que ha sido denunciada como diseñada únicamente para el cobro de ayudas y/o avales públicos y para evitar la asunción de responsabilidades personales». Sostienen que es «contrario a derecho» que la Junta de Castilla y León «avale íntegramente ante el CEB un préstamo que beneficia a una empresa opaca constituida hace apenas unos meses (en febrero de 2017) con un capital de 3.000 euros, cuya socia única es a su vez otra Sociedad Limitada, de idéntica insolvencia, y así sucesivamente, varias sociedades interpuestas, configurando un escenario oscuro que no ofrece ninguna garantía para la ciudadanía afectada por el proyecto ni para el propio CEB».

Biomasa inviable

La denuncia ante el Consejo de Europa expone que el proyecto es inviable, tanto a nivel económico como a nivel de disponibilidad de la materia prima o combustible. «Es fraudulento. No hay en toda Castilla y León biomasa suficiente para alimentar la planta de Cubillos. El proyecto no justifica ni el origen de la presunta biomasa ni el impacto ambiental inmediato que provocaría su transporte», señalan.

«El proyecto tampoco es de especial interés -a juicio de Bierzo Aire Limpio-, pues no se enmarca dentro de los objetivos del Plan Regional de Ámbito Sectorial de la Bioenergía de Castilla y León y del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros de Castilla y León 2016-2020. Además, entienden que incumple el principio de sostenibilidad ecológica impuesto por el Programa de Movilización de los Recursos Forestales en Castilla y León 2014-2022, infringiendo igualmente el Plan Regional de Ámbito Sectorial de la Bioenergía de Castilla y León».

Bierzo Aire Limpio expresa en su denuncia ante el CEB y ante el propio Consejo de Europa «la alarma social ante un impacto negativo no valorado sobre los ecosistemas acuáticos al señalar que el vertido de agua del Embalse del Bárcena provocará una sinergia mortal con la Central Térmica de Compostilla, pues el vertido se hará casi al límite de temperatura permitido por el RDPH y el embalse presentará también la temperatura máxima anual lo que podría disparar la mortandad de especies piscícolas y de todo el ecosistema del pantano. Este impacto, avalado por dinero público, no es tolerable y más cuando se realiza sobre un embalse que suministra agua de consumo humano poniendo en riesgo el abastecimiento de agua potable y la seguridad colectiva».

Finalmente, la ONG ecologista pide al Consejo de Europa acceso a la documentación del préstamo así como la suspensión cautelar del aval público, en tanto no se resuelva la investigación.