Un berciano colabora en Perú en un proyecto para impulsar la producción de quinoa

Plantación de quinoa./
Plantación de quinoa.

El cooperante José Luis Rodríguez partió de Ponferrada para colaborar con la ONG local Cesal

ICALPonferrada

El programa de voluntariado internacional de la Fundación La Caixa permitirá al berciano José Luis Rodríguez, trabajador de la entidad bancaria, pasar el verano en Perú, donde colaborará con la ONG Cesal en un proyecto solidario de formación para impulsar la actividad y producción de quinoa en el país latinoamericano.

Junto a Rodríguez, que representará a la provincia de León, un total de 40 trabajadores de la entidad participarán este verano en proyectos de desarrollo internacional durante sus vacaciones y pondrán al servicio de las diversas comunidades locales su experiencia y conocimientos de la materia en que son especialistas.

Al respecto, el programa, bautizado como 'CooperantesCaixa', es una iniciativa de voluntariado técnico de corta duración gracias a la que, desde hace más de una década, trabajadores en activo, prejubilados y jubilados dedican sus vacaciones a este tipo de colaboraciones. Durante un período máximo de cuatro semanas, estos voluntarios se desplazan a países como Perú, Mozambique, Colombia, la India, República Dominicana, Gambia o Ecuador.

En ese sentido, la elección de los voluntarios se produce tras un proceso de selección en el que se tienen en cuenta el perfil, la experiencia y las expectativas de cada candidato. Además, los trabajadores elegidos han recibido formación y sensibilización sobre cooperación internacional, así como nociones del contexto político, económico y social del país de destino, las motivaciones y objetivos del proyecto y el trabajo específico que realizarán.

Según destacaron desde la entidad, este tipo de voluntariado internacional es «pionero» y tiene una «vocación transformadora» para todos los que participan, desde la ONG local y la comunidad hasta el cooperante, que vive la experiencia de unas «vacaciones solidarias y productivas», con el objetivo de «mejorar las condiciones de vida de las poblaciones vulnerables de países en vías de desarrollo».

Por otro lado, en España actualmente son más de 11.000 los voluntarios de la entidad que organizan acciones locales en todos los territorios, que llegan a 1,4 millones de personas. Destacan especialmente las actividades de acompañamiento de la infancia hospitalizada, clases de integración de inmigrantes, atención a personas sin hogar o voluntariado de gestión en tareas de administración y organización interna de asociaciones sin ánimo de lucro.

La Fundación La Caixa, con más de un siglo de historia, es la tercera a nivel internacional en cuanto a volumen de activos y dedica su presupuesto anual de 520 millones de euros para promover el desarrollo social y la igualdad de oportunidades, con especial atención a los colectivos más vulnerables.

Contenido Patrocinado

Fotos