Las auxiliares de Endesa urgen la confirmación del plan para desmantelar la central para frenar su salida

Concentración de trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa en Compostilla II./
Concentración de trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa en Compostilla II.

Los trabajadores de las ocho empresas que operan en Compostilla II mantienen las concentraciones ante la térmica y siguen adelante con la convocatoria de huelga

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa en la térmica de Compostilla II solicitaron hoy a la eléctrica que les confirme de forma oficial sus planes para integrarles en las labores de desmantelamiento de la central de Cubillos del Sil. «Es lo que nosotros hemos pedido al Gobierno y a la Junta, tiempo mantenernos o intentar alcanzar las recolocaciones o un plan social pero no tenemos ninguna confirmación de la compañía», explicó el portavoz de la plataforma, Alonso Roa.

Los operarios urgen por ello a la eléctrica que traslade también cuanto antes la decisión a la dirección de las ocho compañías para las que trabajan a fin de que puedan garanticen su continuidad laboral paralizando, como en el caso de Maesa, los traslados ofertados a los 80 trabajadores o dejándoles fuera de la empresa con veinte días por año trabajado.

Sin confirmación oficial, las auxiliares temen que el anuncio de que pueda tratarse de un nuevo globo sonda al igual que ocurrió con el anuncio de ubicar en Compostilla un almacén logístico de material eólico. «Al final ese proyecto los desmintieron y tememos que esto sea lo mismo si nadie nos los confirma porque nadie sabe nada», subrayó Roa.

Así las cosas, los trabajadores continúan con las concentraciones ante las oficinas de la térmica a la hora del bocadillo, de 10.00 a 10.30, y con la convocatoria de huelga a la espera de fijar las fechas para que no coincida con la de los trabajadores del sector del metal en la provincia.

La plataforma asegura que las reservas de carbón en Compostilla II están ya al límite y que «los más probable es que para el puente ya no haya nada» y nada más que pare la central las empresas comenzarán «a tomar medidasa materilizar las medidas propuestas. De hecho, Maesa ya ha anunciado el desplazamiento de cuatro de los operarios a Andorra.

 

Fotos