Campamento de las empresas auxiliares de Endesa ante la central de Compostilla II en Cubillos del Sil. / César Sánchez

Las auxiliares de Endesa arremeten contra el ITJ: «Ni se han cumplido los convenios, ni se ha abierto la bolsa, ni ha habido seguimiento»

La plataforma berciana lamenta que tan solo 20 de los 180 operarios que perdieron su empleo con el cierre de la central de Compostilla II trabajan en su desmantelamiento / «Es vender humo para quedar bien», critican

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

La plataforma de trabajadores de empresas auxiliares de Endesa desmiente al Instituto de Transición Justa. «Llevamos cuatro años luchando y seguimos igual, no hay nada de nada, ni se han cumplido los convenios, ni se ha abierto la bolsa, ni ha habido seguimiento de los trabajadores», ha lamentado tajante este lunes su portavoz, Alonso Roa, después de conocer perplejo los datos del Instituto de Transición Justa que cifran en un 80 por ciento los operarios en bolsa de empleo para el cierre de térmicas que están recolocados.

«Gente sin prestaciones y tan solo una veintena de los 180 trabajadores de las empresas auxiliares trabajando en el desmontaje por la pésima gestion realizada», insistió el portavoz de la plataforma, que no duda en culpar de la situación a la nula gestión política y sindical a nivel estatal. «Son números que maquillan, para quedar bien, no hay otra», recalcan desde la plataforma.

Los operarios, tan solo una veintena trabajando actualmente en el desmantelamiento de la térmica de Cubillos del Sil, no entienden cómo desde el ITJ se pueden lanzar esos datos y menos de dónde han salido «cuando la bolsa de auxiliares está muerta desde hace dos años, no existe», indicó Roa. «No han llamado a nadie», insistió. En este sentido, explica que se trata de una situación que se hace extensia ya no solo a las auxiliares de Endesa en la central de Compostilla II en Cubillos del Sil, sino a todas las zonas del país afectadas por el cierre de térmicas como es el caso de Galicia y Aragón.

«Vender humo para quedar bien»

En ese sentido, lamentan que durante este tiempo «los trabajadores han mandado sus datos a Transición y hasta hoy, y eso que se iba a hacer un seguimiento personalizado». Sin alternativas y sin prestaciones, y en algunos casos con edades que alcanzan los 63 años con más de 40 trabajados, son muchos los que se ha visto obligado a buscarse la vida a kilómetros lejos de la comarca y de sus familias.

Para la plataforma tampoco ha sido una solución los proyectos de reindustrialización ligados al Plan Futur-e de Endesa para compensar la pérdida de 400 empleos que dejó la central «porque tampoco llega nada», aseveró su portavoz. «Para la zona es una aberración porque todo lo que llega no alcanza ni de lejos ese número», subrayó.

Así, las cosas, y sin soluciones, critican, además, que la bolsa de empleo «no tiene partida económica» más allá de la destinada a la gestión de los excedentes mineros en los que los trabajadores de la axuliares no entran. «Así es imposible que la puedan gestionar ni puedan hacer nada», criticó su portavoz. «Es vender humo para quedar bien», concluyó.