Las auxiliares de Endesa acampan ante la central para exigir que se les incluya en el plan de transición justa

Los trabajadores de las auxiliares de Endesa instalan su campamento permanente este lunes. /CÉSAR SÁNCHEZ
Los trabajadores de las auxiliares de Endesa instalan su campamento permanente este lunes. / CÉSAR SÁNCHEZ

Los 180 trabajadores urgen a la eléctrica que rompa su silencio y traslade sus planes de futuro a las compañías para evitar la salida de los operarios

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los trabajadores de las ocho empresas auxiliares que operan en la central de Compostilla propiedad de Endesa inician en la tarde de este lunes las labores de montaje del campamento a las puertas de la central, en terrenos propiedad del Ayuntamiento de Cubillos del Sil, para exigir que se les incluya en el plan de transición justa para la minería. Un paso más de los 180 operarios para defender con uñas y dientes sus puestos de trabajo a la vista de la delicada situación a la que se enfrentan sin carga de trabajo por parte de la eléctrica en las instalaciones de Cubillos del Sil y que amenaza con dejarles en la calle.

«Nadie nos dice nada, nadie quiere saber nada de nosotros, sabemos que va a empezar el desmontaje de los grupos de la central y todavía no sabemos nada», lamentó el portavoz de la plataforma, Alonso Roa, que criticó el silencio que mantiene la dirección de Endesa de cara a aclararles su futuro. «Ellos anunciaron el plan social en el que dice que estamos incluidos, sabemos que se va a implantar la empresa que va a realizar el desmontaje pero con nuestras empresas nadie ha hablado», recalcó.

Es por ello que desde la plataforma reclaman que de forma urgente la eléctrica traslade sus planes a las auxiliares «sino cuando quiera hacerlo ya no estamos ninguno aquí», señaló Roa. Todo ello teniendo en cuenta que la situación planteada sin carga de trabajo está llevando ya a las empresas a adoptar las primeras medidas como el despido colectivo para 46 empleados anunciado por Maessa o el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) de Auxitrans, la auxiliar dedicada al transporte de carbón y movimiento de tierras en la térmica de Compostilla II, para sus 17 trabajadores.

En situación similar se encuentra Nervión, la empresa auxiliar de limpieza industrial en la central, que ya ha tanteado la disposición de sus 26 trabajadores a aceptar bajas voluntarias y traslados a otros centros de trabajo ante el escenario de cierre que se cierne sobre las instalaciones. Lo mismo sucede con Ferrovial, encargada de la limpieza de oficinas.

Los trabajadores mantendrán viva la llama de su lucha en una acampaña en la que estarán de forma indefinida relevándose en turnos de mañana y tarde sin dejar de atender sus obligaciones laborales.