Los auxiliares de Compostilla piden apoyo a los grupos de las Cortes para lograr un plan social de Endesa

Sesión en las Cortes de Castilla y León./Leticia Pérez
Sesión en las Cortes de Castilla y León. / Leticia Pérez

Denuncian que 47 trabajadores se van este martes al paro y piden participar en el desmantelamiento de la térmica

ICAL

Un grupo de trabajadores del sector auxiliar de la central térmica de Compostilla (Cubillos del Sil, León) reclamó hoy apoyo a los grupos parlamentarios de las Cortes para que presionar a Endesa con el objetivo de que sean incluidos en el plan social previsto para la plantilla de la planta, que cerrará en junio de 2020.

El portavoz de la Plataforma de Auxiliares, Alonso Roa, aseguró que necesitan el respaldo de los grupos políticos porque 180 familias están «abandonadas» y «desamparadas» y denunció que 47 compañeros se van este martes al paro, a pesar de que el Gobierno anuncie una transición justa.

En ese sentido, Roa expuso esta situación a los dirigentes políticos a los que trasladó sus demandas, que pasan por la inclusión de los auxiliares en el plan social de Endesa, así como que mantengan la actividad para evitar despidos, así como que encargue a estas empresas las tareas de desmantelamiento de la central que se prolongarían durante dos años.

Al respecto, Alonso Roa apuntó que más de la mitad de los trabajadores auxiliares tienen más de 55 años y criticó que los traslados que se ofrecen son a Ibiza, Cartagena o a la planta de Andorra en Teruel.

La reunión, que se celebró en las Cortes, donde tiene lugar la primera sesión del pleno, contó con la presencia de los 'populares' Juan José Sanz Vitorio, José Manuel Otero y Juan Jesús Blanco; los socialistas Luis Tudanca y Gloria Acevedo; y de Podemos Lorena González, el procurador de IU-Equo José Sarrión y el 'leonesista' Luis Mariano Santos.