La auxiliar de limpieza industrial de Compostilla ofrece bajas voluntarias para aligerar la plantilla

Imagen de archivo de una movilización de las auxiliares de Endesa en Compostilla II. /
Imagen de archivo de una movilización de las auxiliares de Endesa en Compostilla II.

Los contactos se reanudarán la próxima semana, momento en el que se calibrarán de nuevo las intenciones de la empresa

CÉSAR FERNÁNDEZPonferrada

La anunciada catarata de procesos de regulación de empleo para las auxiliares de la central térmica de Compostilla II en Cubillos del Sil ya ha llegado. El fin de semana fue el turno de Maessa, la principal contrata con 72 trabajadores, para los que la compañía ya ha esbozado un plan de cierre aludiendo a la falta de carga de trabajo en las instalaciones. Y este lunes lo ha sido para Nervión, dedicada a la limpieza industrial, que por el momento ha ofrecido bajas voluntarias para aligerar su plantilla de 26 empleados. El ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) ya quedó firmado para los 17 operarios de Auxitrans, encargada del transporte de carbón y movimiento de tierras.

Fuentes del Comité de Empresa de Nervión en Compostilla II asumen que el plan de bajas voluntarias presentado por la compañía «no tendrá mucho recorrido» para la plantilla. La empresa ha pedido la vida laboral de los interesados, con los que llegado el caso negociaría individualmente las condiciones de salida. Los contactos se reanudarán la próxima semana, momento en el que se calibrarán de nuevo las intenciones de la empresa.

La reunión de Nervión con sus empleados llega en mitad de las movilizaciones convocadas por la plataforma que aglutina a los 180 operarios de las distintas empresas auxiliares de la térmica, que tienen previsto cerrar las cuatro jornadas de huelga convocadas este próximo jueves 17 de enero.

 

Fotos