La Audiencia Provincial absuelve a Canedo de los delitos de falsedad documental y estafa procesal

Adolfo Canedo en una imagen de archivo./César Sánchez
Adolfo Canedo en una imagen de archivo. / César Sánchez

El ex alcalde de Cacabelos se muestra muy satisfecho de la sentencia favorable y considera que «no me viene a devolver nada más que el buen nombre a efectos de la prensa y de lo público»

E.JIMÉNEZCacabelos

La sección tercera de la Audiencia Provincial de León ha absuelto al ex alcalde de Cacabelos, Adolfo Canedo, y a la ex secretaria interina del Ayuntamiento, Nuria R.M., de los delitos de falsificación en documento oficial y estafa procesal. El Ministerio Fiscal les acusaba de «confeccionar de mutuo acuerdo y a sabiendas de faltar a la verdad» un certificado en donde constataban la ausencia de documentos relativo a las retribuciones de los funcionarios municipales durante las situaciones de incapacidad temporal y de «omitir tanto el envío como la mención alguna» de las nóminas de los funcionarios que si percibieron la totalidad de sus retribuciones respecto del mes anterior al de causar baja, tras una denuncia interpuesta por la secretaria titular del Consistorio berciano. Por ambos delitos les pedían una pena de prisión de cinco años para Canedo y de cuatro años para la ex secretaria.

Ha sido el propio Adolfo Canedo el que ha confirmado a elbierzonoticias.com la resolución de la sentencia, en la que se refleja que el certificado en ningún momento se hizo «con el ánimo de engañar ni de hacer ninguna certificación falsa». En ese sentido, apunta que si la interesada, cuando recibió la certificación, entendía que no se contestaba a sus pretensiones «siempre podía pedir una aclaración pero en vez de optar por esa medida, que era lo razonable, automáticamente optó por una persecución penal y, por lo tanto, no se ha podido probar, tanto por las declaraciones como por las testificales y las testificales peritos, que haya habido ninguna falsificación», explicó el ex regidor de la villa del Cúa.

Además, la sentencia añade que cuando se decía en la certificación que no se ha encontrado ningún documento desde el año 2001, «no se ha faltado a la verdad porque es cierto que en el Ayuntamiento de Cacabelos no existía ningún documento desde ese año hasta la actualidad que autorizara a que esta señora cobrara las pretensiones que quería cobrar». En relación a las nóminas, apunta que «nunca habían estado en cuestión» y que fueron aportadas por la propia denunciante en otros momentos del procedimiento.

Con todo ello, la sentencia ya no entra a valorar el posible delito de estafa procesal, «porque si no había delito en la falsificación de documento público, por deducción ya no podía haber delito de estafa procesal». De este modo, Canedo entiende que se han echado por tierra las pretensiones que tenía la secretaria titular y denunciante «y que no fue consiguiendo en distintos ámbitos como el contencioso-administrativo, en el social y, por último, en el penal».

La sentencia no es firme y contra ella cabe interponer recurso de casación, algo que Adolfo Canedo está convencido de que hará por lo menos el equipo de gobierno del Ayuntamiento, que se personó en el procedimiento una vez se decretó la apertura de juicio oral, según indicó el ex regidor. «Me imagino que aunque solo sea por eso la recurrirá pero eso es algo que a mi ya me preocupa muy poco porque los fundamentos de la sentencia son aplastantes», indicó.

Canedo se mostró muy satisfecho de la sentencia favorable porque «no me viene a devolver nada más que el buen nombre a efectos de la prensa y de lo público, no en lo personal porque siempre mantuve que era inocente, al igual que la funcionaria» y cree que ahora la clase política del Bierzo, pero sobre todo el tripartito de Cacabelos, «se tendrán que ir tragando poco a poco sus palabras», ya que considera que en los últimos seis meses estuvieron dedicándole «todo tipo de improperios y de situaciones un poco vejatorias». «Su única pretensión no es ganarme en las urnas, si no la de eliminarme de la vida público y por la puerta de atrás como si fuera un delincuente porque no soportan que les siga ganando las elecciones en Cacabelos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos