El director general de Asprona Bierzo, Valentín Barrio (C), junto al coordinador de proyectos de A Plena Cultura, Santiago Asenjo (D), y la presidenta del Instituto de Estudios Bercianos, Patricia Pérez, durante presentación del proyecto 'Biblioteca de libros libres'./César Sánchez

El director general de Asprona Bierzo, Valentín Barrio (C), junto al coordinador de proyectos de A Plena Cultura, Santiago Asenjo (D), y la presidenta del Instituto de Estudios Bercianos, Patricia Pérez, durante presentación del proyecto 'Biblioteca de libros libres'. / César Sánchez

Asprona Bierzo y A Plena Cultura impulsan la lectura y la inclusión con una 'Bilioteca de los libros libres' en el hayedo de Busmayor

El pequeño mueble está elaborado por los usuarios del centro especial de empleo de la entidad

D. ÁLVAREZ Ponferrada

Las asociaciones Asprona Bierzo y A Plena Cultura presentaron este miércoles su 'Biblioteca de los libros libres', un pequeño mueble con libros, construido en la carpintería del centro especial de empleo de la entidad en el antiguo poblado de Bárcena, que se ubicará en el hayedo de Busmayor. De los 40 volúmenes contenidos en las estanterías, 30 corresponden a libros de poesía donados por el Instituto Leonés de Cultura (ILC), mientras que los otros diez son libros en lectura fácil aportados por la asociación de lectura fácil de Castilla y León.

En ese sentido, el objetivo de la iniciativa es fomentar la lectura y facilitar la inclusión de todas las personas con una apuesta por la accesibilidad cognitiva a través de este tipo de libros. El director general de Asprona Bierzo, Valentín Barrio, valoró la «oportunidad de inclusión» que se abre con esta iniciativa que aúna naturaleza, cultura y lectura fácil. Barrio destacó el «valor añadido» que supone la colaboración de personas con discapacidad y confió en poder extender la iniciativa a otros espacios de la comarca.

Por su parte, el coordinador de Proyectos de A Plena Cultura, Santiago Asenjo, recordó que este movimiento de bibliotecas libres nació en el año 2009 en Hudson (Estados Unidos), de la mano de un vecino que colocó una pequeña casa con libros en su jardín como homenaje a su madre maestra. «Es una biblioteca abierta, no tiene cerradura», explicó Asenjo, que subrayó la «obligación moral» de devolver los libros que se cogen o de dejar otro en su lugar.

Elaborada en madera de pino con tratamiento protector para exteriores, la casa de madera que aloja esta pequeña colección cuenta con una puerta de metacrilato transparente. Su diseño y color buscan su integración en el paisaje y su conservación en un entorno natural como el del hayedo. Además, Asprona Bierzo incluirá la visita a Busmayor y a su 'minibiblioteca' en el programa de actividades de sus centros de día y residencias con el objetivo de fomentar la lectura entre sus usuarios.

Libros de lectura fácil

Se conoce como lectura fácil a aquellos contenidos adaptados con un lenguaje sencillo y claro, de forma que puedan ser entendidos por todas las personas. Para ello, deben cumplir con una serie de normas de ortografía, gramática, vocabulario y diseño, además de ser validados por personas con discapacidad intelectual o dificultades de comprensión lectora.

En la biblioteca de Busmayor, pueden encontrarse títulos clásicos como 'Cyrano de Bergerac' y 'Romeo y Julieta' u otros más actuales como 'Abdel' de Enrique Páez o 'Trampa de fuego' de Núria Martí Constans. La presentación de la iniciativa también contó con la presencia de la presidenta del Instituto de Estudios Bercianos (IEB), Patricia Pérez, que subrayó la capacidad del proyecto para «expandir la cultura berciana por todo el territorio» y puso a disposición de la misma todo el catálogo de obras y publicaciones de la entidad.