Aspaym apuesta por el deporte inclusivo en el Bosque de los Sueños

Un total de 120 niños con y sin discapacidad participarán hasta el 11 de agosto en los diferentes juegos programados en el campamento que desarrolla Aspaym en las instalaciones de Cubillos del Sil

Imagen de la inauguración del campamento./César Sánchez
Imagen de la inauguración del campamento. / César Sánchez
D.ÁLVAREZCubillos del Sil

El deporte, en su modalidad más inclusiva, será el hilo conductor de la edición número 22 del campamento que la asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas (Aspaym) organiza cada verano en las instalaciones de El Bosque de los Sueños, en el municipio berciano de Cubillos del Sil. Un total de 120 niños, con y sin discapacidad, participarán en una iniciativa cuyo objetivo es «conseguir que las personas con discapacidad disfruten de su derecho al ocio y que el colectivo sin discapacidad se sensibilice sobre ella», explicó el coordinador del campamento, Roberto López.

En ese sentido, uno de los pilares de las actividades programadas es la participación de todos los niños «en igualdad de condiciones» para «desmitificar» la discapacidad. «El deporte nos parece una herramienta genial para trabajar valores como la superación personal, el trabajo en equipo, el compañerismo o el liderazgo», explicó López. Además de los diversos deportes adaptados, los participantes también aprenderán a jugar a la bocha, un deporte específico para personas con discapacidad, en el que también trabajarán el resto de los asistentes.

Durante once días, 61 pequeños de entre seis y 17 años, llegados desde diferentes puntos de España como Andalucía, Asturias, Castilla-la Mancha, Cataluña, Madrid y Euskadi, convivirán en las instalaciones con otros tantos participantes en el campamento urbano de la población. «A nivel nacional, no hay muchas opciones de ocio para personas con discapacidad», destacó el coordinador, que valoró la influencia del campamento en Cubillos. «Ha hecho que su entorno se adaptara», aseguró López.

En ese sentido, el alcalde de Cubillos, Antonio Cuellas, explicó que el campamento es «el principal motivo de alegría del verano» en el municipio y valoró la existencia de diversas actividades, como yincanas de investigación, en las que los participantes interactúan con los vecinos del municipio. Entre los participantes, Claudia Carrica, de 13 años, explicó que las actividades del campamento ayudan a «normalizar un poco el tema de ayudar a alguien que tenga necesidades especiales». Llegada desde la población asturiana de Avilés, Claudia, que acudía por séptimo año al campamento, se reencontró hoy con viejos amigos de anteriores ediciones. «Hay muy buen rollo, todos ayudan a todos», explicó la pequeña.

Bajo la supervisión de 30 monitores y de un equipo sanitario, los niños podrán disfrutar de actividades en entornos como las piscinas municipales o el cercano kárting, donde dispondrán de equipamiento adaptado a sus necesidades. Además, la edición de este año quiere rendir homenaje a la memoria de Julio Herrero, director general de Aspaym, fallecido en septiembre del año pasado e impulsor de la andadura del campamento en sus primeras ediciones.

La iniciativa está organizada por la federación nacional de Aspaym, el Real Patronato sobre la Discapacidad y la Fundación ACS y cuenta con la colaboración de la Junta y el Ayuntamiento de Cubillos del Sil. En sus más de 20 ediciones, el campamento inclusivo ha contado con la colaboración de más de 550 voluntarios y la participación de más de 1.200 niños.