La asociación Tres Valles confía en superar los 100.00 kilos de castañas recogidos en la campaña de este año

Castañas del Bierzo./CÉSAR SÁNCHEZ
Castañas del Bierzo. / CÉSAR SÁNCHEZ

El colectivo celebra este sábado una asamblea en Trabadelo para coordinar la lucha contra la avispilla

D. ÁLVAREZPonferrada

La asociación de castañicultores Tres Valles, que agrupa a los productores de castaña de la zona del Bierzo Oeste, celebrará este sábado una asamblea general para que los socios conozcan los últimos detalles sobre el gran desafío que afecta al sector, la avispilla del castaño, y las expectativas que hay para controlar esta plaga mediante sueltas controladas de Torymus sinensis, un insecto que actúa como su depredador. El encuentro tendrá lugar en el Ayuntamiento de Trabadelo, a las 18.00 horas, y contará con la asistencia del alcalde de municipio, así como de sus homólogos en Barjas, Balboa y Oencia y de los pedáneos de los pueblos.

También acudirán a la cita los responsables de la Mesa del Castaño del Bierzo y del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en León. Igualmente, los responsables de la jornada subrayaron que está prevista las asistencia de «colectivos muy implicados en el mundo de la castaña y su comercialización y transformación». Al respecto, el presidente de Tres Valles, José Luís García, confió en reunir aportaciones privadas que permitan la compra de Torymus «independientemente de la apuesta de la Junta». «Aunque no sea grande que sea significativo», añadió el responsable de la asociación.

En ese sentido, García confía en «conseguir acuerdos y actuaciones posibles y ágiles para intentar que los efectos de esta plaga sean los mínimos posibles», aunque auguró un «descenso de producción» con la llegada de la plaga. A escasos días del inicio de la campaña, los socios de Tres Valles se encuentran ya inmersos en los trabajos previos a la recogida del fruto, como los desbroces en los sotos y los cursos de formación.

Tras dos campañas de recogida muy irregulares en los últimos años, la asociación espera alcanzar este año el objetivo de los 100.000 kilos a recoger en las cerca de 40 hectáreas de sotos de que disponen la treintena de productores asociados. Con unos recientes episodios de lluvia que son «muy favorables» para el fruto, explicó García, el inicio de la recogida de las variedades más tempranas está previsto para las semanas posteriores a la fiesta del Pilar, que se celebra el 12 de octubre.