San Juan de la Mata. / Google

CB asegura que «no hay irregularidades» en la gestión de la junta vecinal de San Juan de la Mata

La formación denuncia la «manipulación y las falsedades vertidas» por la vocal del PSOE

La agrupación de Coalición por el Bierzo (CB) en San Juan de la Mata defendió la «gestión transparente y correcta» de los responsables de la junta vecinal de la localidad, después de que la vocal del PSOE en la entidad local menor, Rosa López, denunciara al pedáneo, Juan Antonio Salví, por un presunto delito de prevaricación administrativa. Tras la admisión a trámite de la denuncia, Salví y otros dos representantes de la junta vecinal declararon este miércoles en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ponferrada.

En concreto, la denuncia se dirige también contra el secretario de la junta vecinal, Gabriel Montes, y el vocal Rubén López, todos ellos pertenecientes a las filas de CB. De hecho, la formación destacó que los tres pudieron aclarar ante la jueza cualquier duda sobre los hechos denunciados por López. «Han quedado esclarecidos los hechos denunciados y presentada la documentación que avala la gestión de la junta vecinal», remarcaron los responsables de la pedanía, que aseguraron que «en un corto espacio de tiempo quedará demostrado que no existe ninguna irregularidad en la gestión».

En ese sentido, denunciaron «la manipulación y las falsedades» de la vocal socialista, a la que Salví calificó de «mentirosa» y de «intrigante». «Su única aportación al pueblo, hasta la fecha, ha sido poner en tela de juicio la gestión impecable de esta junta vecinal», subrayó el presidente de la entidad local menor, que lamentó que «todo vale en cuanto a 'enmerdar' la gestión».

Según Salví, «da igual que después el juez desestime y que la denuncia no llegue a ningún puerto, la pena del telediario ya está puesta y el uso torticero de la justicia hace que la sospecha recaiga, aunque después quedes eximido de cualquier culpa». Cabe recordar que la denuncia está relacionada con una obra denominada «caseta de aperos y saneamiento», con cargo a la pedanía y de la que «no constan ni el expediente ni los pagos identificados», según explicó en su momento la denunciante.