El PCE apuesta por el proyecto Biocare CO2 para revitalizar la Ciuden generando energía limpia

Planta de captura de CO2 de la Ciuden en Cubillos del Sil. /César Sánchez
Planta de captura de CO2 de la Ciuden en Cubillos del Sil. / César Sánchez

La formación elabora un estudio en el que defiende «una transición energética justa, el empleo y el medio ambiente»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Partido Comunista del Bierzo hizo público hoy un informe elaborado por expertos y miembros del sector en el que analiza el sector energético español y comarcal. Un documento que pretende dotar de argumentos a las organizaciones políticas, sindicales y a la sociedad en «para defender una transición energética justa, el empleo y el medioambiente».

El texto titulado 'Documento para la defensa conjunta del carbón y el medioambiente', pretende dotar de herramientas para evitar esas situaciones «aparentemente contradictorias», en las que ««los defensores del sistema nos sitúan para atacar a nuestras organizaciones, intentando posicionarnos bien sea contra el empleo o contra el medio ambiente».

En este sentido, apuesta por el desarrollo del proyecto Biocare CO2 para revitalizar la Ciuden generando energía limpia. Algo que entienden como «imprescindible» dado que «se puede quemar carbón de forma limpia, mediante sistemas de captura, transporte y almacenamiento de CO2». Un proceso en el que España ha sido pionera en sistemas CAC, según recuerdan, para hacer frente al cambio climático y que ya se proyecta en países nórdicos.

Dede el PCE del Bierzo recuerdan que el proyecto de la Ciudad de la Energía tiene una de las tecnologías más avanzadas en este ámbito por lo que creen que se pueden aprovechar estas instalaciones para la quema de biomasa residual, generando emisiones negativas (BIOCARE CO2). Una propuesta que consideran que revitalizará el sector agroindustrial de la comarca, valorizando residuos de biomasa, «algo que sería muy positivo en el caso de que se creen cooperativas agrícolas en dicho sector».

La formación expone que países como Noruega están implementando tecnologías como las que se deberían estar desarrollando en la Ciuden. Ponen de ejemplo este proyecto para ver como desde la iniciativa pública «se pretendía producir electricidad, restaurar espacios degradados, y contratar personal cualificado y no cualificado». Esto sostiene Isabel Maroto, es un ejemplo de economía «realmente sostenible y comprometida con el medio ambiente y la sociedad». Además reivindica el proyecto Biocare CO2 contraponiéndolo a Forestalia y el papel de las y los trabajadores, «dejado sobre la mesa nuevas propuestas, evitando pretensiones empresariales que afecten negativamente al medio ambiente y al empleo, además de apoyar el sector agroindustrial».

El documento arranca haciendo un análisis de la subida de precios de la luz a raíz de la privatización de Endesa, empresa fundada en Ponferrada. También se analiza el papel del carbón autóctono y su papel en el equilibrio de precios, afirmando la organización que «si bien es cierto que las energías renovables deben aumentar de forma exponencial, es necesario tener un sistema de base que aporte seguridad en el suministro». Además, se realiza una comparativa del carbón autóctono frente al de importación, desgranando las ventajas del primero frente al segundo. «Pretendemos desmontar falsos argumentos que van desde el poder calorífico, el respeto al medioambiente, la rentabilidad o el precio», afirma Isabel Maroto, secretaria comarcal del PCE.

El PCE no obvia los aspectos más problemáticos, pues como es sabido, la quema de carbón genera impactos negativos sobre el medio ambiente y las personas. En este sentido señalan que los informes aseguran que el balance general de emisiones es un 6% superior para el carbón importado. Aún así, reconocen que, sea importado o nacional, la quema de carbón emite CO2, pero «la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y la importancia de estas tecnologías ha sido ratificada y reivindicada desde instituciones internacionales como la Agencia Internacional de la Energía o el Panel de expertos contra el Cambio Climático».

La formación expone que países como Noruega están implementando tecnologías «como las que se deberían estar desarrollando en la Ciuden». Ponen de ejemplo este proyecto para ver como desde la iniciativa pública «se pretendía producir electricidad, restaurar espacios degradados, y contratar personal cualificado y no cualificado». Esto sostiene Isabel Maroto, es un ejemplo de economía «realmente sostenible y comprometida con el medio ambiente y la sociedad». Además reivindica el proyecto Biocare CO2 contraponiéndolo a Forestalia y el papel de las y los trabajadores, «dejado sobre la mesa nuevas propuestas, evitando pretensiones empresariales que afecten negativamente al medio ambiente y al empleo, además de apoyar el sector agroindustrial».

Conclusiones

El PCE en el Bierzo recuerda a través del documento que la privatización del mercado el eléctrico ha incrementado los precios en la tarifa de la electricidad, que el carbón generó un 17% de la electricidad el pasado año, siendo la mayor parte de éste mineral importado, y que el mineral importado procede de países subdesarrollados, siendo extraído en muchos casos por niños y vulnerándose las condiciones laborales..

Asimismo pone en entredicho la rentabilidad del mineral importado «pues los costes de transporte son elevados» y recuerda que los empresarios mineros han recibido miles de millones de euros para el mantenimiento de puestos de empleo y que «en muchos casos este trato no se ha cumplido y no ha habido consecuencias».

La formación afirma que «todavía hay tiempo para cambiar el rumbo al que nos está llevando el capitalismo», motivo por el cual lanza una batería de medidas, entre las que destacan que la generación de energía en España no debe estar basada en una única o pocas fuentes, sino en la diversidad y el aprovechamiento de todos los recursos existentes incluido el carbón, que se debe aprovechar al máximo el potencial renovable en España, frenando las importaciones y que el sistema eléctrico aunque debe estar encaminado a las energías renovables, debe continuar quemando carbón de forma limpia, por motivos técnicos y sociales.

Por ello insisten en que es «absolutamente imprescindible» desarrollar los procesos de captura, transporte y almacenamiento de CO2, que deben auditarse los fondos del carbón, «para saber dónde han ido a parar, y en su caso tomar medidas pertinentes, desde multas hasta incautaciones». Además, consideran que debe nacionalizarse tanto el sector del carbón como el eléctrico.

Contenido Patrocinado

Fotos