Los apicultores leoneses pierden 600.000 kilos de miel en 2019 en una temporada «desastrosa» para el sector

Rueda de prensa de presentación del acuerdo de colaboración entre Unicaja Banco y la Asociación Leonesa de Apicultores./D. G.
Rueda de prensa de presentación del acuerdo de colaboración entre Unicaja Banco y la Asociación Leonesa de Apicultores. / D. G.

La Asociación Leonesa de Apicultores y Unicaja Banco han firmado un convenio para facilitar operaciones y necesidades fiscales a un sector golpeado por el oso, la avispa velutina, la sequía y la miel de importación «y de baja calidad»

DANI GONZÁLEZLeón

Casi 600.000 kilos de pérdida en este año 2019. Estos son los duros datos que arroja la producción de miel en la provincia de León que, según el presidente de la Asociación Leonesa de Apicultores, Javier Morán, vive uno de sus peores momentos.

Morán, junto a la directora territorial de Unicaja Banco, María Serna, han presentado este lunes un convenio de colaboración con el que la entidad bancaria otorgará beneficios y ayudas de financiación al sector de la apicultura leonesa que ha vivido un 2019 desastroso.

Según Morán, la media de producción por colmena es de 20 kilos de miel, pero en este año, la media en la provincia ha sido de 5 kilos en cada una de las 40.000 colmenas de la provincia. Es decir, la producción ha alcanzado los 200.000 kilos de miel en León cuando la media es de unos 800.000. «Ha sido una porducción muy mermada», sostiene Morán.

Los 'enemigos' de la miel de León

Este problema se une a varios con los que vive el sector. El primero de ellos es la entrada en España de mieles de importación «de baja calidad» que complican la venta de la miel leonesa. «El acuerdo para importar estos productos con el Mercosur hace que entren en España sin apenas aranceles, con precios muy bajos y nos pone las cosas más difíciles», señala Morán.

A ello se suma la invasión de avispa velutina en zonas de El Bierzo, para lo que piden un protocolo de actuación «que no esté obsoleto». «El actual solo trata de detectar dónde hay este tipo de especie invasora, pero no pone soluciones para combatirla», explica el presidente de la Asociación Leonesa de Apicultores que, además, también habla de otro problema 'animal': el oso. «Seguimos teniendo problemas. La solución pasa por colocar pastores eléctricos que impidan el paso del oso que están subvencionados al100% por la Junta».

El otro gran problema es la sequía. «También nos ha afectado y somos el único producto dentro de la agroalimentación en cuyas pólizas de seguro no entra la sequía. Estamos trabajando en ello, en que se incluya, pero no es algo que interese a las compañías en estos momentos», asegura Morán.

Acuerdo con Unicaja Banco y I Concurso Internacional

Para intentar ayudar a un sector apicultor que «se ha profesionalizado mucho en los últimos años» se ha firmado este acuerdo con Unicaja Banco, que favorecerá a los 547 productores de la provincia de León ofreciendo crécitos y circulante a las empresas productoras y envasadoras con el fin de «impulsar la actividad apicultora de León», según destaca María Serna, directora territorial de Unicaja Banco.

Este convenio también permitirá que la convención anual de la Asociación Leonesa de Apicultores, que acoge al 90% de los productores de la provincia, se celebre en los Salones de Santa Nonia, propiedad de Unicaja Banco, que también será el escenario del I Concurso Internacional de Miel 'Provincia de León'.

Dicho certamen, en el que participarán productores españoles pero también de países como Francia o Portugal, anunciará su fallo el 9 de noviembre, mismo día que la convención anual de la Asociación Leonesa de Apicultores, con categoría de miel oscura y de miel clara, y un premio de 300 euros en cada categoría, así como dos accésits.