Asaltan de madrugada y con explosivos una oficina del Banco Santander en Toral de los Vados./César Sánchez

Asaltan de madrugada y con explosivos una oficina del Banco Santander en Toral de los Vados. / César Sánchez

El alcalde de Toral de los Vados reconoce que la explosión provocó «un susto importante entre los vecinos»

Pedro Fernández asegura que la confusión se apoderó de los habitantes de madrugada tras la explosión del cajero, si bien, mientras continúan las investigaciones para esclarecer el suceso, asegura que el edificio donde se ubicaba el cajero «no ha recibido ningún impacto ni tampoco las viviendas colindantes, tan solo la rotura de cristales»

CARMEN RAMOS Toral de los Vados

«Ha sido un susto importante para los vecinos». Han sido las primeras palabras del alcalde de Toral de los Vados, Pedro Fernández, tras conocer el reventón con explosivos de un cajero automático de la sucursal del Banco Santander en la localidad. Un suceso que se producía a las cuatro y media de la madrugada y que ha sobresaltado a los habitantes de un pueblo en el que la tranquilidad es habitualmente la nota dominante.

El susto y la confusión se apoderaron de los vecinos tras oir el impacto que les llevó a pensar inicialmente que «podría tratarse de la explosión de una bombona de gas hasta que se asomaron a la ventana y vieron el cajero en mitad de la calle», explicó el regidor. «Saltaron parte de los cristales y el cajero salió despedido a la calle», subrayó, lo que «provocó una tensión importante», destacó el primer edil.

Afortunadamente la explosión no causó daños importante ni en el edificio donde se ubica la sucursal ni tampoco en las viviendas colindantes a expensas de la rotura de los cristales. «No causó daño ninguno a primera vista», apuntó el primer edil. «El edificio no ha recibido ningún impacto, está bien, lo único los cristales, la puerta, parte de la pared donde estaba ubicado el cajero, pero lo que es la estructura del edificio parece que no tienen absolutamente ningún daño y los vecinos están en sus viviendas».

El alcalde de Toral de los Vados, Pedro Fernández

Todo ello a expensas de la investigación que está realizando en el lugar del suceso el equipo especializado de los Tedax de la Guardia Civil y la Policía Judicial, acompañados por miembros de la Policía Local. Una investigación que ha impedido hasta el momento a los responsables de la sucursal acceder a su interior para valorar los daños provocados por la explosión así como la cantidad de dinero que lograron sustraer los asaltantes. No obstante, y en una primera revisión, los responsables de la entidad han avanzado al alcalde que «necesitaran tal vez al menos un mes para la apertura de la oficina» que ofrecía un servicio diario a los vecinos de la localidad.

El alcalde de Toral de los Vados asegura que es la primera vez que se vive en el pueblo un suceso de este tipo además «con un 'modus operandi' extraño en esta zona que no es habitual que utilicen explosivos para este tipo de robos». Es por ello que ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos. «Que estén tranquilos que es un robo hacia una sucursal bancaria y que no hay ningún tipo de riesgo alguno para las viviendas, fue un atraco y nada más», concluyó.