Labores de desmantelamiento de la central térmica de Compostilla II de Cubillos del Sil. / E. jiménez

El alcalde de Cubillos ve «irreal» y «prematuro» el cálculo de Endesa de los ingresos fiscales de los proyectos del Plan Futur-e

Antonio Cuellas considera que se trata de una «maniobra» de la eléctrica para intentar «embellecer» los proyectos y poner al Ayuntamiento «en la tesitura de que si los criticamos dicen que estamos renunciando a 11, 15 o 18 millones de euros en tributos»

Carmen Ramos
CARMEN RAMOS Ponferrada

El alcalde de Cubillos del Sil, Antonio Cuellas, considera «irreal» la valoración que realiza Endesa que eleva a más de 11 millones de euros los ingresos fiscales durante un periodo de diez años que recibirá el Ayuntamiento de las propuestas del Plan Futur-e para el emplazamiento de la central de Compostilla II.

«Pusieron 11 millones como pudieron haber puesto 28, 30 o 100.000», indicó Cuellas, que tiene claro que en este momento « aunque se pusieran en marcha todos los proyectos no se puede saber la cantidad de tributos que tienen que abonar, es imposible», subrayó.

El primer edil entiende que el cálculo que realiza la eléctrica y que se contiene en el documento presentado al Comité de Evaluación para el desarrollo de las propuestas relacionadas con el cierre de la térmica berciana es «demasiado prematuro» teniendo en cuenta que aún no se ha materializado ninguno de los proyectos y todavía no se conocen ni siquiera buena parte de los aspectos económicos que determinarán el tipo de gravamen que se aplicará de los correspondientes impuestos municipales. Explica que fue realizado por la compañía tras contactar con el Ayuntamiento para conocer el tipo fijado en los diferentes tributos.

En el caso del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) el regidor municipal asurgura que va a depender de la facturación, del número de trabajadores o de la valoración catastral, entre otros aspectos, «con lo cual no se puede saber», insiste. Una situación que hace extensiva a otros tributos como el de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales (IBI/BICE).

A juicio de Cuellas, esta acción de Endesa no es más que «una maniobra para intentar embellecer el 'producto'» y poner contra las cuerdas al Ayuntamiento y en evidencia a su alcalde. «Se trata de ponernos en la tesitura de que si criticamos los proyectos ellos dicen que estamos renunciando a 11, 15 o 18 millones de euros de tributos, o lo que se les hubiera ocurrido», concluyó.