El alcalde de Cacabelos asegura que no dimite por la sentencia de una «cacería política»

El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez (C), compareció ante los medios de comunicación acompañado los concejales del tripartito./
El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez (C), compareció ante los medios de comunicación acompañado los concejales del tripartito.

Sergio Álvarez asegura que no comparte pero acata la sentencia de la Audiencia Provincial que le condena a nueve años de inhabilitación del ejercicio público por la comisión de un delito de prevaricación y asegurá que defenderá su inocencia «incluso en los tribunales europeos»

CARMEN RAMOS Cacabelos

El alcalde de Cacabelos, el socialista Sergio Álvarez, anunció este viernes que no dimitirá y que acata la sentencia de la Audiencia Provincial de León que le condena a nueve años de inhabilitación del ejercicio público por la comisión de un delito de prevaricación al considerar que el regidor impidió la incorporación a su puesto de trabajo al interventor municipal tras haber obtenido el alta médica. Una decisión judicial contra la que anuncia que recurrirá. «Voy a respetar la sentencia, no la comparto y la vamos a recurrir hasta donde haga falta para demostrar mi inocencia incluso si tengo que llegar a los tribunales europeos», dado que «todavía no sé lo que he hecho», indicó.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, respaldado por los concejales del tripartito y en un salón de plenos repleto de público que aplaudió en varias ocasiones, el primer edil de la villa del Cúa se mostró tranquilo y agradeció el apoyo que está recibiendo «de Cacabelos y de muchos sitios que se indignan por esta sentencia de la Audiencia Provincial de León que califican de cacería política», indicó.

El regidor defendió públicamente su actuación que justificó en el hecho de evitar males mayores para el Ayuntamiento ante la situación planteada con el interventor. «Tomé medidas preventivas antes de que pasara una desgracia», señaló, y lamentó que «por tomarlas estas son las acciones», subrayó.

Sergio Álvarez ha dejado claro que «no voy a dimitir» dado que la sentencia «no es firme» y entiende que «en el caso de llegar a serla en un futuro sólo afectaría para ser alcalde, no concejal».

Apoyo «absoluto y sin fisuras» de IU

Desde Izquierda Unida, la concejala Susana Vila manifestó el «absoluto apoyo y sin fisuras» de su grupo al alcalde de Cacabelos ya que «defendemos la democracia y a este alcalde que es un alcalde demostradamente querido por el pueblo y resultado de la decisión democrática de las urnas», algo que, a su juicio, el Partido Popular «no ha podido superar todavía en los tres años y medio de gobierno».

El regidor conversa con el concejal de ACC en un momento de la intervención.
El regidor conversa con el concejal de ACC en un momento de la intervención.

La edil dejó claro que en los hecho juzgados «no está comprometido ni un solo euro público» y manifestó que el fallo provisional de la Audiencia Provincial de León «es desproporcionado en comparación a casos de corrupción que tienen más de nueve años de instrucción donde se ha despilfarrado el dinero público y se han generado daños mayores».

En IU aseguran que respetan la sentencia «que todavía no es firme» y confían en que la justicia «absuelva al alcalde». Recuerdan que siempre defenderán «la legalidad del Estado social, democrático y de derecho que impera en España» y exigen que el PP «deje hacer su trabajo a los jueces y no se atreva a entrometerse y que no siga lesionando la democracia porque en Cacabelos estamos todos y todas muy cansadas de este señor», en referencia al ex alcalde, Adolfo Canedo. «El PP no debe hacer leña del árbol caído porque en el bosque hay muchos más árboles que quizá el día de mañana también sean leña», concluyó.

ACC respalda la labor de Álvarez en el Ayuntamiento

Por su parte, el portavoz municipal de Alternativa Ciudadada de Cacabelos (ACC), Alfredo García, manifestó el apoyo de su grupo y el suyo personal a Sergio Álvarez «y a toda la labor que ha llevado a cabo en el Ayuntamiento al frente de este equipo político» que a pesar de estar formado por tres grupos distintos (PSOE, IU y ACC) «ha funcionado coherentemente desde el principio creo que en gran parte gracias a su persona», señaló.

Para ACC la sentencia es «desproporcionada» y «un poco rara» y cree que la Justicia «acabará arreglandola en sucesivos trámites» ya que «la única acción del alcalde por la que se le castiga es haber tomado una decisión en defensa propia suya y sobre todo en defensa de los trabajadores y funcionarios de este Ayuntamiento». «Había una persona agresiva que no estaba capacitada para a seguir desempeñando su trabajo y se le negó el acceso», subrayó García. Una actuación que para la Audiencia Provincial de León «parece ser que tiene una gravedad exagerada», a su juicio, y que le lleva a condenar al alcalde «inhabilitándolo como alcalde y no como concejal y no como cargo público sino expresamente como alcalde», recalcó el edil de ACC.