Camino de Santiago. / leonoticias

El albergue Ave Fénix de Villafranca del Bierzo organiza el I encuentro internacional de acogida tradicional jacobea

Asistirán representantes de albergues de las distintas rutas que peregrinan a Santiago de Compostela

ICAL Villafranca del Bierzo

El albergue Ave Fénix de Villafranca del Bierzo será escenario este fin de semana del primer encuentro internacional de acogida tradicional jacobea, organizado por los peregrinos y hospitaleros Irene García-Inés y Jesús Jato. La jornada pretende aglutinar al colectivo de hospitaleros del Camino de Santiago para fortalecer este «patrimonio en peligro de extinción», con la asistencia de representantes de albergues de puntos muy remotos del gran abanico de rutas a Compostela, como Barcelona, Almería, Málaga, Valencia, Sevilla o Asturias, junto a otros llegados de países como Inglaterra o Italia.

Debido al gran número de asistentes inscritos, el Ayuntamiento cedió la sala municipal de exposiciones para las ponencias, debates y actividades programadas. El encuentro arrancará con una mesa redonda en la que participarán personalidades muy significativas en el mundo de la acogida, que hablarán sobre los importantes desafíos a los que se enfrenta la actividad hospitalera.

A continuación, el antropólogo Aniceto Delgado, del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, ofrecerá una ponencia seguida de un debate abierto sobre la posibilidad de declarar los albergues como patrimonio. Por su parte, la Fraternidad Internacional del Camino de Santiago apoyará el evento con sendas ponencias de su presidente Juan Carlos Pérez Cabezas, y de su vocal de Hospitalidad y premio Elías Valiña 2022, Rebekah Scott.

Durante el encuentro también está prevista la inauguración de un monumento en homenaje a Willy Derveaux, impulsor de Oikoten, la asociación belga dedicada al estudio de la tradición medieval de perdonar la pena a los condenados que peregrinaran a Compostela. La comisión de Patrimonio aprobó este verano su instalación a la entrada del albergue Ave Fénix, tras el expreso deseo de su autor, Hans Claus, director de la prisión donde trabajaba Willy, que destacó la estrecha relación que durante más de 50 años mantuvo con Jato, propietario del albergue.

El programa de las jornadas se completa con la presentación del monumento comisionado por Acción Cultural Española en homenaje a la acogida jacobea, instalado en la localidad de Foncebadón.