El portavoz del PP en Castropodame, Alfonso Pérez.

Absuelto el portavoz del PP en Castropodame de los delitos de lesiones y contra la integridad moral

La sentencia, dictada por el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Ponferrada, descarta que las críticas de Alfonso Pérez a la secretaria accidental constituyan un «ataque personal, consciente, reiterado y deliberado contra ella»

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Juzgado de lo Penal número 1 de Ponferrada absolvió al portavoz del PP en el municipio berciano de Castropodame, Alfonso Pérez, de los delitos contra la integridad moral y lesiones de los que se le acusaba. La denuncia fue interpuesta por una auxiliar administrativa del Ayuntamiento que tuvo que ejercer como secretaria accidental y cuya labor fue objeto de críticas por parte del portavoz 'popular'.

Al respecto, el tribunal considera que no está probado que el tono y los modos empleados por el acusado para exponer en los plenos municipales o en el entorno del Ayuntamiento sus objeciones al nombramiento de la funcionaria como secretaria accidental pretendieran ser «un ataque personal, consciente, reiterado y deliberado contra ella». En la misma línea, el tribunal sentencia que Pérez no ejerció sobre la mujer «actos expresos de hostigamiento psicológico».

Cabe señalar que la denunciante padecía síntomas de depresión y ansiedad desde 2010 a consecuencia del fallecimiento de un hijo y que el clima en el que tuvo que asumir las responsabilidades de secretaria del Consistorio estuvo dominado por una «notable tensión política», según reconoce la sentencia. En agosto de 2019, la funcionaria obtuvo la baja por ansiedad, aunque la sentencia aclara que su cuadro de afectación anímica «puede deberse a otros factores ajenos y no vinculados con el comportamiento y los actos» del acusado.

En ese sentido, la resolución judicial insiste en que las críticas del portavoz del PP a la capacidad y desempeño profesional de la denunciante, así como las objeciones por el cobro de sus emolumentos y complementos estaban «amparadas en dudas legítimas, fueron planteadas de manera correcta y se enmarcaron dentro del ejercicio de la oposición política».