José Manuel Buján.

El abogado laborista y juez José Manuel Buján dará nombre a la Casa de la Cultura de Toreno

El 12 de enero se cumplen diez años de su fallecimiento / Se suspende el acto de homenaje previsto para este sábado debido a la evolución de la pandemia

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Ayuntamiento de Toreno y la Fundación Cultural Jesús Pereda rinden homenaje a la figura del juez y abogado laboralista José Manuel Buján, de cuya muerte se cumplen diez años este miércoles, bautizando con su nombre la Casa de Cultura de su municipio natal. Fuentes sindicales avanzaron que el acto previsto para este sábado, en el que debían participar los secretarios generales de CCOO en Asturias, José Manuel Zapico, y en Castilla y León, Vicente Andrés, se pospone debido a la evolución de la pandemia.

Nacido en 1949 en el seno de una familia de clase trabajadora represaliada por el franquismo, José Manuel Buján ingresó con diez años en el Seminario de Astorga, desde donde se trasladó a La Bañeza para estudiar Filosofía. Completó sus estudios secundarios en el instituto Padre Isla de León y a mediados de los años 60 comenzó su andadura política, influenciado por los jóvenes del Servicio Universitario del Trabajo que acudíann durante los veranos a la comarca berciana.

En septiembre de 1966, se matriculó en la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Es en esa época en la que aumenta su vinculación con la oposición democrática, con participación en diferentes organizaciones del movimiento estudiantil. Dos años después, la Guardia Civil de Toreno lo detiene por orden del gobernador civil de León, Luis Ameijide, por hacer alusión a la Carta de los Derechos Humanos durante un acto de homenaje al párroco local.

En 1971, concluye sus estudios de Políticas y decide matricularse en Derecho con el objetivo de evitar el servicio militar. Tres años después ya era abogado y en 1976 sumó el título de Grado en Sociología a sus numerosos méritos académicos. Al finalizar su etapa universitaria, cursó sus prácticas en el despacho laboralista del Partido Comunista de España (PCE) y de CCOO en la calle Alcalá de Madrid.

Poco después inicia su andadura como abogado laboralista de las todavía ilegales Comisiones Obreras de Ponferrada y como asesor de la unión provincial del sindicato en León. Su labor, muy apreciada entre los mineros, le lleva a intervenir en las negociaciones de convenios colectivos como el de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) o la Hullera Vasco Leonesa (HVL).

Con apenas 30 años, Buján comenzó su labor como coordinador técnico de las asesorías jurídicas de CCOO en Asturias. En el Principado, también formó parte de la dirección regional del PCE y labró amistad con históricos dirigentes sindicales como Gerardo Iglesias. El 10 de marzo del año 2000, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lo nombró magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Asturias.

Tras su designación como juez, abandonó su militancia en organizaciones sindicales y políticas, aunque mantuvo su compromiso a través de la Asociación de Jueces para la Democracia, de la que fue coordinador territorial en Asturias y posteriormente miembro del secretariado estatal. El 12 de enero de 2012, Buján falleció en Oviedo tras sufrir una enfermedad hepática y no superar un trasplante de hígado.

Fuentes de la Fundación Jesús Pereda subrayaron el «compromiso sostenido en el tiempo» de Buján con la clase trabajadora, como primer abogado laboralista de CCOO en Ponferrada y como militante tanto del sindicato como del PCE desde la clandestinidad.