Los 14.000 empleados de la Junta en León ven ratificado su incremento salarial del 0,25%

Imagen de la delegación de la Junta de Castilla y León en León capital./
Imagen de la delegación de la Junta de Castilla y León en León capital.

La Junta incrementó el salario de sus empleados públicos en un 1,5 por ciento en la nómina del mes de agosto, con efecto retroactivo desde el 1 de enero de este año

LEONOTICIASLeón

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado el Decreto-ley para elevar las retribuciones del personal al servicio del sector público un 0,25 por ciento, una vez que el 13 de julio de 2018 el Consejo de Ministros acordó ese incremento al haberse verificado el cumplimiento del crecimiento previsto del 3,1 por ciento del PIB.

En el artículo 1, el Decreto-ley recoge, por grupos y subgrupos, las cuantías en las que se van a incrementar las retribuciones del personal al servicio del sector público con efectos desde el 1 de julio de 2018, en los conceptos de sueldo y trienios, paga extraordinaria de diciembre y complemento de destino.

A su vez, la norma posibilita la autorización de un incremento de un 0,2 por ciento de la masa salarial para, entre otras medidas, la implantación de planes o proyectos de mejora de la productividad o la eficiencia, la revisión de complementos específicos entre puestos con funciones equiparables, la homologación de complementos de destino o la aportación a planes de pensiones.

Eliminación de las limitaciones

Este nuevo texto legal también elimina las limitaciones para retribuir al 100 por ciento las bajas en caso de incapacidad temporal, una vez que se han eliminado en la legislación básica estatal.

Con la aprobación de este Decreto-ley se recupera la situación tal y como se venía aplicando en la Administración de Castilla y León antes de las limitaciones impuestas por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, que era la normativa básica aplicable a estos supuestos.

La Junta de Castilla y León incrementó el salario de sus empleados públicos, unos 80.000 (14.000 de ellos en la provincia de León), en un 1,5 por ciento en la nómina del mes de agosto, con efecto retroactivo desde el 1 de enero de este año. Así lo recogía la orden de la Consejería de Economía y Hacienda que publicó el pasado 26 de julio el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

La medida se aplicó tras la reunión de la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos en la que se abordaron las tablas retributivas, que figuran en el anexo de la orden de Economía. Asimismo, el Consejo de Función Pública, en la cita del 17 de julio, informó favorablemente sobre el aumento lineal del 1,5 por ciento.

Medidas

La Junta de Castilla y León no aplicó hasta entonces el aumento del 1,5 por ciento en los salarios de los empleados públicos al no haberse aprobado entonces los Presupuestos Generales del Estado, que entraron en vigor este mes.

Asimismo, se trataba de la máxima subida salarial que la Administración autonómica podía realizar en estos momentos, de acuerdo con la exigencia legal derivada de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, donde se recogen las bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica en materia de gastos de personal al servicio del sector público.

La exigencia legal para todas las Administraciones indica que en 2018 las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán experimentar un incremento global superior al 1,5 por ciento respecto a las vigentes a 31 de diciembre de 2017. Además de lo anterior, si el incremento del Producto Interior Bruto (PIB) a precios constantes en 2017 alcanzara o superase el 3,1 por ciento se añadiría, con efectos de 1 de julio de 2018, otro 0,25 por ciento de incremento salarial.

Fuentes sindicales estimaron en 20 millones de euros los atrasos que la Junta adeudaba a sus 80.000 empleados públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos