«Discrepancias» en varias decisiones tomadas y «no compartidas» llevan a Amparo Vidal a dimitir

Amparo Vidal, durante su comparecencia para explicar los motivos de su dimisión./César Sánchez
Amparo Vidal, durante su comparecencia para explicar los motivos de su dimisión. / César Sánchez

Una de esas decisiones, y que le ha llevado a presentar su renuncia, fue retrasar la aplicación de la sentencia que anuló el contrato de recogida de basura que, a su juicio, no se debería haber pospuesto

E.JIMÉNEZPonferrada

La ex concejal de Hacienda y Personal y ex portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Ponferrada, Amparo Vidal, ha comparecido este viernes por la tarde para «dar explicaciones a los vecinos y pedirles disculpas» por su sorpresiva dimisión anunciada ayer jueves. Vidal ha estado al frente de estas áreas el consistorio ponferradino durante tres años «duros, agotadores y, en los últimos tiempos, más allá de la fatiga».

Vidal ha reconocido discrepancias con sus compañeros de gobierno sobre todo en algunos temas puntuales. «No comparto decisiones que se han tomado o no comparto otras que no se han tomado y que sí deberían haberse tomado o ideas que hay sobre las mismas y cuando uno no comparte criterios puede aceptarlas o intentar rebatirlas sin éxito y volver a intentarlo, pero cuando esto se repite demasiadas veces yo creo que no estoy en el sitio adecuado y por eso debo dar un paso atrás», aseguró.

En ese sentido, aludió a temas como la aplicación de la sentencia del contrato de recogida de basuras que, a su juicio, «es una decisión que se debió adoptar cuanto antes porque no es bueno estar en esta situación», ya que esto viene de julio de 2016 y «estamos a 1 de junio de 2018 y creo que hay decisiones que no se pueden posponer más o que no debieron posponerse más». De sobra es conocido que la ex edil apostaba por adjudicar el contrato a la otra empresa que concurrió y confía en que «se tome la mejor decisión para Ponferrada, confío en que así se haga».

Imágenes de la rueda de prensa ofrecida por Amparo Vidal. / César Sánchez

Se va, señaló, «sobre todo porque Ponferrada necesita que se adopten muchas decisiones importantes y eso es lo verdaderamente esencial, no que yo discrepe o no y porque no me siento cómoda y lo honesto es irse». Así mismo, Amparo Vidal indicó que su intención era finalizar el mandato «porque creo que era mi obligación» pero «también creo que a veces hay que sentarse, reflexionar y yo siempre he procurado actuar en mi vida conforme a lo que me dicta aquello en lo que yo creo y en este caso no estaba cómoda en esta situación».

La ex portavoz del equipo de gobierno también negó desencuentros en el seno del cogobierno municipal y aseguró no ser ajena a los rumores de un posible acuerdoo con USE Bierzo y PRB para la aprobación de los presupuestos, pero los califica «como rumores porque no soy conocedora de ello». En cuanto a los presupuestos, que previsiblemente irán a pleno a mediados de este mes, indicó que «no le queda mucho por hacer» y que tampoco fue ella la que cerrara la negociación con ningún grupo, «con mi marcha no sé lo que vendrá».

Vidal, que es abogada de profesión, seguirá vinculada con el Partido Popular, con el que reafirmó su compromiso y donde seguirá militando pero sin saber lo que le deparará el futuro. «En este momento no tengo nada pensado hacia el futuro», apostilló.

Por último, no quiso finalizar la comparecencia sin agradecer todas las muestras de cariño recibidas por compañeros de política, de Corporación, vecinos de Ponferrada y medios de comunicación, y deseó «toda la suerte del mundo a la Corporación y a los que hasta ayer fueron mis compañeros de gobierno y cogobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos