Vecinos de Compostilla se unirán a Aire Limpio para presentar un contencioso contra la red de calor

Imagen de la asamblea/E.Jiménez
Imagen de la asamblea / E.Jiménez

Consideran que lo único que le importa al equipo de gobierno de Ponferrada es que el proyecto sea viable económicamente y le acusan de actuar a espaldas de todos los ciudadanos

E.JIMÉNEZPonferrada

Los vecinos del barrio ponferradino de Compostilla se han reunido este jueves en asamblea para decidir los próximos movimientos con respecto a la red de calor que se va a construir en esa zona de la capital berciana. Por el momento, se van a unir a Bierzo Aire Limpio para presentar un contencioso-administrativo «porque entendemos que lo que se va a hacer con el barrio es un atropello», aseguró Pilar Martín Coruña, presidenta de la Asociación de Vecinos.

Su postura no es contraria a la red de calor, «es menos malo que otros proyectos», indicó, pero a lo que sí se oponen es a su ubicación, en una zona urbana y a menos de 200 metros de las casas. Precisamente en base a estas cuestiones, la ONG ecologista ya presentó en su momento alegaciones, algo que no pudieron hacer los vecinos porque se les pasó el plazo, así que «en colaboración con ellos vamos a iniciar un contencioso-administrativo, no sé donde nos llevará pero desde luego la intención de la junta directiva es de luchar para que esto no se lleve a cabo», explicó Martín Coruña.

Y es que tras reunirse con los técnicos de Somacyl, lo que tienen claro los vecinos es que no será tan contaminante pero «va a emitir pequeñas partículas que se absorben a vía respiratoria, no se quitan por los filtros y que eliminan anhídrido carbónico», además del ruido y del humo que generará la planta, señaló la presidenta del colectivo, quien también criticó la postura del Ayuntamiento de Ponferrada, ya que, a su juicio, lo único que les importa es la viabilidad económica del proyecto. «Defienden un proyecto porque han cobrado por los terrenos y ya está, solo les interesa una subvención para Somacyl de 4 millones de euros», apostilló Pilar Martín Coruña.

En ese sentido considera que el supuesto gran ahorro no va a ser tal si, además de la red de calor, no se acondicionan los edificios en los que se suministrará. «Eso les trae sin cuidado, lo que les importa es la subvención de Europa y lo que ocurra después les da igual», añadió.

«Oscurantismo» por parte del equipo de gobierno

Durante la asamblea, los vecinos de Compostilla criticaron sobre todo el «oscurantismo» con que el equipo de gobierno ha actuado en este asunto, puesto que nadie, ni siquiera los portavoces de la oposición, sabían nada del proyecto hasta que prácticamente estuvo todo cerrado y atado. Es más, será el día 7 de febrero cuando se inicie el proceso de apertura de plicas para la adjudicación de la obra de la central.

Dicha queja ha sido compartida por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Olegario Ramón, quien estuvo presente en la asamblea, en la que aseguró que el gobierno municipal «lo ha hecho todo al revés, primero ha tomado las decisiones y luego ha informado». También explicó a los presentes su postura, compartida a su vez durante una reunión con un técnico de Somacyl, «la idea no es mala pero el lugar no es el adecuado y les pedí que se plantearan una ubicación alternativa pero los responsables de Somacyl pusieron problemas a todo».

Con todo ello, los vecinos de Compostilla no tirarán la toalla y lucharán hasta el final para que la red de calor no se construya en su barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos