Los vecinos de Compostilla acusan a la alcaldesa de engañar al barrio con la promesa del ARU

Barrio de Compostilla.
Barrio de Compostilla.

Recuerdan que una resolución del Procurador del Común insta al Ayuntamiento a cumplir sus obligaciones ante el “lamentable estado” de la zona

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La asociación de vecinos del barrio de Compostilla, en Ponferrada, acusó hoy a la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo, de haber engañado al barrio al prometer que en él se llevaría a cabo un Área de Regeneración Urbana (ARU), para rehabilitar los espacios más deteriorados. El jueves, el Consistorio informó que el ARU finalmente se ejecutará en el barrio de La Puebla Norte, por lo que los vecinos consideraron que la regidora “mintió”.

En esa línea, recordaron que Fernández Merayo afirmó en enero del año pasado tener en su mesa el compromiso por escrito del consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para la realización del ARU en el barrio. “Mintió en ese momento”, reprochó la junta directiva de la asociación en un comunicado.

En el mismo sentido, los vecinos recordaron que durante el año 2016 se reunieron con los responsables municipales en varias ocasiones, encuentros en los que observaron “la falta de proyecto” y el “desconocimiento absoluto del convenio de Endesa con el Ayuntamiento del año 2003”. “Tratamos de informarnos en distintas ocasiones ante el silencio por parte del Ayuntamiento y solo recibimos largas, y nos empezamos a temer un engaño más, lo que el tiempo nos ha confirmado. La alcaidesa de Ponferrada nos ha engañado”, sentenciaron.

Al respecto, insistieron en que una resolución del año 2015 del Procurador del Común, a instancias de denuncias presentadas por la asociación, instaba al Consistorio a “cumplir con sus obligaciones ante el lamentable estado de la zona”. En ese sentido, volvieron a denunciar que el barrio está “abandonado por parte de la administración local y su estado es lamentable”, con problemas de saneamiento, cucarachas, ratas , aceras, pavimento, iluminación o jardines.

En la misma línea, criticaron la presencia de “calles sin asfaltar y todas llenas de baches y socavones”, así como la “falta de solución” por parte del Ayuntamiento a los problemas con la empresa de jardines, que tienen al barrio “convertido en una especie de selva”, según denunciaron, con el consecuente peligro de incendios.

Fotos