Los trabajadores del transporte interurbano de viajeros exigen en Ponferrada una subida salarial «digna»

Concentración de los trabajadores del transporte interurbano de viajeros en la estación de autobuses de Ponferrada./Carmen Ramos
Concentración de los trabajadores del transporte interurbano de viajeros en la estación de autobuses de Ponferrada. / Carmen Ramos

Los profesionales, que van hoy al Serla, anuncian huelga en junio si la patronal no atiende la subida del 7,5% y retira la inclusión de la cláusula de subrogación para el transporte escolar en el nuevo convenio

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los trabajadores del transporte interurbano de viajeros de la provincia de León se concentraron hoy en la estación de autobuses de Ponferrada para exigir a un acuerdo que dé luz verde a la firma del convenio colectivo que afecta a unos 400 operarios en la provincia -más de un centenar en El Bierzo- pertenecientes a una treintena de pequeñas y medianas empresas.

Con la protesta, convocada por la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, los profesionales inician en la capital berciana una reivindicación que pretenden que permita alcanzar un acuerdo en el marco que regula las condiciones laborales que satisfaga sus pretensiones con una subida salarial del 7,5%, y no el 5% que ofrece la patronal para los próximos cuatro años. Además, su objetivo es evitar la inclusión de una cláusula de subrogación para el transporte especial que pretende la parte empresarial.

«Llevamos dos años y medio de negociación con altibajos y al final nos hemos visto obligados a plantear movilizaciones», explicó el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en León, Santos Jiménez, que avanzó que acudirán a las 12.30 de este lunes al Serla y de no llegar a acuerdo presentarán la convocatoria de huelga en la Fele y en la Dirección Provincial de Trabajo para el mes de junio, que llevará a los trabajadores a parar todos los fines de semana, de viernes a domingo, a partir del próximo día 8. Una medida que podrían ampliar al mes de julio «en función de cómo se desarrollen los acontecimientos», indicó Jiménez.

Los trabajadores acusan a la patronal de «romper las reglas del juego» y acabar con «la buena fé en la negociación» al introducir como exigencia la inclusión en el convenio de una cláusula de subrogación en el transporte especial, que afecta básicamente al escolar, y que entienden que «sólo beneficia a las empresas del sector» cuando este tipo de cláusulas siempre la reclaman los sindicatos porque las empresas tienen ya «suficiente legislación» que las salvaguarde en el caso de la pérdida de un servicio escolar. Creen que la posición de la patronal «ha dinamitado la negociación» y ponen de manifiesto su «prepontencia» al «envalentonarse» con la reforma laboral.

Desde CCOO insisten en la necesidad de que el nuevo convenio para el sector recoja una subida salarial «digna» por lo que ven necesarias las movilizaciones para que se incluya en el acuerdo entre la parte social y la patronal y para que exista una subida salarial después de tres años de congelación salarial.

Además del 7,5% de subida salarial fija piden que el nuevo convenio recoja el derecho de los trabajadores del sector a un día de asuntos propios, una subida de la dieta de comidas, entre otros aspectos.

Contenido Patrocinado

Fotos