El sueño en 'blanco' de la bodega Emilio Moro

La bodega vallisoletana presenta sus dos primeros vinos blancos elaborados en el Bierzo con la variedad Godello, El Zarzal y La Revelía, y prevé una inversión de 10 millones de euros en siete años

Los responsables de la bodega Emilio Moro, junto al presidente de la Junta. /César Sánchez
Los responsables de la bodega Emilio Moro, junto al presidente de la Junta. / César Sánchez
E.JIMÉNEZPonferrada

El Castillo de los Templarios de Ponferrada ha servido como puesta de largo de los dos primeros vinos blancos elaborados en el Bierzo por la bodega vallisoletana Emilio Moro, 'El Zarzal' y 'La Revelía'. Dos caldos de la variedad Godello que vienen a cumplir un sueño, como explicó el presidente de la bodega, José Moro. «Hace ya tiempo que empezamos a soñar con hacer un blanco, definitivamente la godello nos cautivó y a partir de ahí empezamos a pensar donde podíamos reivindicar este proyecto y encontramos una zona privilegiada como es el Bierzo», señaló.

Los responsables de la bodega estuvieron acompañados por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien destacó el gran trabajo de la tercera generación de la bodega que finalmente ve cumplido uno de sus principales objetivos «y hoy va a ser una realidad la presentación de sus primeras añadas de vinos blancos que están además buscados deliberadamente, llegando a la conclusión de que la variedad Godello era la mejor y les va a dar una gran personalidad».

Asimismo, Herrera puso en relieve las peculiaridades del Bierzo, sus características climatológicas y la variedad de sus suelos, «que nos ofrecen unas producciones muy diversas y de una extraordinaria calidad». En ese sentido, habló de sus siete figuras de calidad y sobre todo de sus vinos, amparados en la DO Bierzo, que cuenta con unas 3.000 hectáreas de viñedo, cerca de 80 bodegas adscritas y que sigue creciendo en ventas año tras año. «En los últimos años el crecimiento es superior al 4% y sobre todo está teniendo un magnífico comportamiento en su vocación exportadora», apostilló.

Inversión de 10 millones en el Bierzo

La bodega Emilio Moro está iniciando un sueño en el Bierzo y va a apostar por esta comarca con una inversión de cerca de diez millones de euros en siete años y que consistirá en la construcción de una bodega en el municipio de Ponferrada, lo que llevará aparejado la creación de entre 15 y 20 puestos de trabajo, pero «lo más importante es que el vino es una gran bandera y queremos contribuir desde Bodegas Emilio Moro a que el Bierzo sea más conocido a través del mundo del vino», aseguró el presidente.

Por el momento, la ubicación de la futura bodega es una incógnita, ya que están barajando dos posibilidades, o Villar de los Barrios o San Lorenzo, y hasta ahora cuentan con un total de 20 hectáreas, de las que este año plantarán 15, aunque su idea es adquirir otras 40 para tener una media de 70 hectáreas más o menos para producir aproximadamente medio millón de kilos de uva en los próximos cinco o seis años.

Por el momento, la bodega sacará al mercado 13.000 botellas de sus nuevas Godellos, 8.000 de 'El Zarzal' y 5.000 de La Revelía, dos vinos diferentes, «uno más complejo que muestra más la autenticidad de la variedad godello en el Bierzo, el otro más joven pero también muy meloso, con una acidez muy equilibrada», indicó José Moro, quien se mostró satisfecho de los resultados, aunque «nos queda mucho por aprender pero no tengo duda de que las posibilidades que nos da la orografía del Bierzo va a hacer que en años posteriores podamos sacar unos vinos con muchísima calidad».

En ese sentido, José Moro explicó que por el momento sacarán estas dos marcas, pero en el futuro podría sacar una más por encima e incluso experimentar con la Mencía, la variedad reina de la comarca.

El acto de presentación de los vinos de Emilio Moro tuvo lugar en el Castillo de los Templarios, donde los responsables de la bodega estuvieron acompañados por numerosas personalidades. Además del presidente comarcal y alcaldes del Bierzo, no se quisieron perder la cita los regidores de León y Valladolid, Antonio Silván y Óscar Puente, respectivamente, la presidenta del Consejo Regulador de los Vinos del Bierzo, Misericordia Bello, la responsable regional de ATA, Soraya Mayo o la recién elegida presidenta de Vitartis, la berciana Beatriz Escudero.

Contenido Patrocinado

Fotos