Los servicios municipales de Ponferrada atendieron a 193 mujeres el pasado año

'Zapatos Rojos', en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada./César Sánchez
'Zapatos Rojos', en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada. / César Sánchez

Más de 160 pares de 'Zapatos Rojos' rinden homenaje en la Plaza del Ayuntamiento de la capital berciana a las mujeres víctimas de violencia machista

D. ÁLVAREZPonferrada

Más de 160 pares de zapatos pintados de rojo rindieron su silencioso homenaje esta mañana a las mujeres víctimas de violencia machista en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada, gracias a la instalación de arte urbano concebida por la artista mexicana Elina Chauvet para denunciar los feminicidios de Ciudad Juárez. En la capital del Bierzo, un total de 193 mujeres fueron atendidas por los servicios municipales en el pasado año, según los datos del Observatorio Municipal de la Violencia contra la Mujer.

Al respecto, el concejal de Bienestar Social, Pedro Muñoz, recordó que en 2016 la cifra ascendió por encima de las 200 mujeres atendidas. “No son datos significativos, son cifras similares”, reconoció Muñoz, que calificó la situación de “drama más que preocupante”. “Me gustaría que no hubiera ninguna”, sentenció.

Del total de mujeres atendidas, el 80 por ciento tenían nacionalidad española y el 30 por ciento se encontraba en situación de desempleo. Tras la intervención de los servicios sociales, 31 mujeres en Ponferrada, 11 menos que el año pasado, disponen de un dispositivo de protección contra su maltratador. El resto de las mujeres afronta problemas conductuales por parte de su pareja o expareja o cursó solicitudes de apoyo económico ante la situación de violencia.

En ese sentido, Muñoz apostó por “abrir nuevas vías de colaboración con otras instituciones” para poner en marcha programas en el ámbito de la educación, como el iniciado en las escuelas infantiles de la ciudad con niños de hasta tres años. “Creo que es la única solución, la educación tiene que empezar en la guardería y eso es lo que hemos hecho”, aseguró el edil, que recordó que los resultados de esta iniciativa serán visibles “a medio y largo plazo”.

Por su parte, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, llamó la atención sobre “las otras víctimas, especialmente los menores de edad” de la violencia machista y aseguró que “todo apoyo en la lucha contra esta lacra nos parece poco”. “Nadie nos ha regalado nada, hemos avanzado muchísimo pero nos queda mucho por avanzar”, afirmó la regidora, que advirtió del “repunte entre los jóvenes de comportamientos machistas que pueden derivar en violencia de género”.

En la misma línea, la representante del Consejo de la Mujer, Zaira Alonso, reclamó “más apoyo a nivel general para evitar que se reproduzcan actos de violencia contra la mujer” y reiteró que la 'performance' de hoy es “una manera de dar a conocer la cantidad de asesinatos que a día de hoy sigue habiendo”. “Vamos a seguir trabajando para erradicar esto”, sentenció.

'Zapatos Rojos'

La instalación colectiva de arte público que hoy ocupó la plaza del Consistorio de la capital berciana es una llamada a la conciencia ante la situación de violencia que sufren muchas mujeres en el mundo. La pieza tiene sus inicios en Ciudad Juárez, tras la marcha que en agosto de 2009 denunció la desaparición de 33 mujeres.

La memoria colectiva de estas mujeres asesinadas ha ido ampliándose en su periplo alrededor del mundo, en el que ya ha recorrido ciudades de México, Argentina, Italia, España, Noruega, Chile, Ecuador, Estados Unidos y Canadá. En esta ocasión, la anterior ciudad en acoger la instalación de arte fue Soria.

Contenido Patrocinado

Fotos