La rotura de una tubería de gas provocada por las obras de Ave María obliga a desalojar viviendas y tiendas

Los bomberos y la Policía Municipal acordonaron la zona afectada por el escape de gas./C. Ramos
Los bomberos y la Policía Municipal acordonaron la zona afectada por el escape de gas. / C. Ramos

El suceso se produjo sobre las 9.30 horas / Los vecinos se echaron a la calle alertados por el fuerte olor a gas/ Bomberos y Policía Municipal acordonaron la zona

CARMEN RAMOS Ponferrada

La rotura de una tubería de gas ha despertado este miércoles con un buen susto a los vecinos de las calles Ave María y Camino de Santiago de Ponferrada. El suceso se produjo hacia las 9.30 de la mañana cuando operarios de la empresa construcciones Maga trabajaban en las obras de urbanización que se están llevando a cabo.

Fueron los propios operarios de la compañía los que dieron la voz de alarma y alertaron a los vecinos del edificio situado en el número 1 de la calle Ave María para que desalojaran el inmueble que se vio afectado por un intenso olor a gas. Algunos de ellos incluso no dudaron en echarse a la calle ataviados con pijama y bata.

Testigos presenciales han relatado a elbierzonoticias.com en el lugar lo impactante del suceso, sobre todo al escuchar el fuerte sonido del escape que «incluso levantaba las hojas del árbol que estaba situado frente al portal», indicaron.

Uno de los vecinos del inmueble número 1 reconoce que «nos hemos llevado un buen susto porque el olor a gas era insoportable». Una situación que le obligó a salir de casa con lo puesto.

Efectivos de la Policía Municipal y los Bomberos de Ponferrada procedieron a acordonar la zona y desalojar a los residentes de otros inmuebles aledaños e incluso también a los trabajadores de las tiendas de la calle Camino de Santiago, situada en la confluencia con Ave María.

La empresa Gas Natural procedió en un primer momento a cortar el suministro en el vial afectado a fin de realizar los trabajos de reparación de la tubería dañada. Un extremo que confirmó el el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Miranda, que siguió de cerca las labores en el lugar del suceso.

El edil asegura que afortunadamente «todo se ha quedado en un susto» y que la seguridad «está garantizada» ya que «lo más grave es si se produce una burbuja de gas en la tubería, algo que no ocurrió aquí, porque salió al exterior», indicó. Asimismo, avanzó que los vecinos están volviendo de nuevo a sus casas después de que los bomberos hayan comprobado que no existe concentración de gas en ninguno de los edificios afectados por el escape. Una situación que permitió abrir de nuevo a mediodía al tráfico la calle Camino de Santiago y también recuperar el suministro de gas en la zona.

Fotos