La primera huella en femenino

La directora de escena y dramaturga Laila Ripoll se convierte en la primera mujer en dejar las huellas de sus manos en 'La acera del teatro' de la capital berciana, siguiendo la estela de Amancio Prada, José Sacristán o 'El Brujo'

Laila Ripoll deja sus huellas en 'La acera del teatro'./César Sánchez
Laila Ripoll deja sus huellas en 'La acera del teatro'. / César Sánchez
E.JIMÉNEZPonferrada

La directora de escena y dramaturga Laila Ripoll ha sido la primera mujer y el primer dramaturgo que ha dejado sus huellas en 'La acera del teatro' de Ponferrada. Lo ha hecho este miércoles, acompañada de la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, y de la concejal de Cultura, María Antonia Gancedo.

Para Ripoll «esto es un regalo de esos que te caen de vez en cuando y estar aquí en Ponferrada y estar con esa gente tan importante como Sacristán o El Brujo, gente tan valiosísima y estar ahí con ellos me parece un honor». Además, la directora, hija de la actriz Concha Cuetos, le tiene un especial cariño a la capital berciana porque «es un lugar al que hemos venido muchísimo a trabajar, tenemos una vinculación muy importante con este teatro y con esta ciudad y es un honor, un privilegio y una alegría enorme el formar parte de esta acera».

Laila Ripoll estará presente mañana en el Bergidum con 'Donde el bosque se espesa', una obra que llega al teatro ponferradino con motivo del Día Internacional de la Mujer. Minutos antes leerán un manifiesto para conmemorar este día pero sobre todo para « recordar la cantidad ingente de situaciones de desigualdad que existen en las que todavía hay que seguir peleando y sobre todo haciéndose visibles, visibilizando, estando ahí y sirviendo como referente a las mujeres más jóvenes y eso es fundamental, en el mundo del teatro y en todo».

Por su parte, para la alcaldesa de Ponferrada el que el primer dramaturgo que deja sus huellas en este peculiar 'Paseo de la Fama' sea mujer «dice mucho de la calidad artística y de la calidad artística y como dramaturga de Laila Ripoll» y, a su juicio, cobra un doble simbolismo porque «mañana es el día de la mujer, no me cansaré nunca de reivindicar el papel de la mujer en el mundo de hoy en día, queda mucho camino por recorrer pero en días como hoy damos un pequeño paso más».

Además, explicó que la agenda del equipo de gobierno está libre de actos institucionales para que quien lo considere oportuno, «en libertad y sin presiones», pueda apoyar la huelga del 8M o acudir a la manifestación programada para las 12 de la mañana, con salida desde la Plaza Lazúrtegui, en Ponferrada.

Contenido Patrocinado

Fotos