El pregón más «teatral» para iniciar La Encina

La compañía de teatro Conde Gatón, con una trayectoria de 50 años en la capital berciana, dio comienzo a las fiestas patronales para que sirvan para « recargar el ánimo, para cobrar la ilusión, para brindar por los nuestros»

La compañía protagonizó un divertido sketch en la plaza del Ayuntamiento./
La compañía protagonizó un divertido sketch en la plaza del Ayuntamiento.
ELBIERZONOTICIASPonferrada

Con una entrada un tanto accidentada –con desfile triunfal de tres kilómetros y sin encontrar las llaves de la Casa Consistorial-, la compañía de teatro Conde Gatón, que este año ha cumplido 50 años de existencia, ha sido la encargada de inaugurar de forma oficial las fiestas de La Encina de este año con un divertido sketch.

Los pregoneros se mostraron agradecidos y sobre todo sorprendidos de que el Patronato de Fiestas los eligiera para dar inicio a los actos festejos que rinden homenaje a la patrona del Bierzo porque «no es habitual que una compañía de cómicos tenga la consideración de notables de la villa y se hagan merecedores de tan alto honor», puesto que tal cometido «suele reservarse, por norma general, a personajes ilustres y lo más normal es que a las gentes de la farándula se nos encomienden las tareas propias de los bufones, o labores de entretenimiento y ambientación. ¿Será que sin darnos cuenta nos hemos hecho mayores?», añadieron.

La compañía nació hace 50 años, lo que los convierte probablemente en una de las más antiguas de Castilla y León, pero su mérito, reconocieron, «no es haber nacido hace 50 años, sino ser un ejemplo de resistencia durante todo este tiempo». Resistencia durante los últimos años de dictadura cuando se les censuraban textos; en los primeros años de democracia cuando asistieron a la desaparición de los antiguos teatros de Ponferrada, como el Edesa o el Adriano; resistencia en tiempos no muy lejanos ante la desidia de las administraciones, «que perdieron interés por la cultura y dejaron que el teatro cayera en una red, que más que red es una telaraña, y hoy, sin darnos cuenta, nos hemos convertido en una rareza como lo pueden ser los dinosaurios, quizás, si no se pone remedio, algún día estaremos en un museo».

Conde Gatón también se mostró crítico por la falta de una Escuela Municipal de Teatro, cuando todos los años recalan en la capital berciana «la pléyade de talentos de nuestro panorama teatral» y aseguró que este arte «nunca lo ha tenido fácil, y nosotros como grupo local, no hemos sido una excepción». «Salvo escasos episodios de consideración y apoyo, hemos tenido que remar contra corriente. También es cierto que esto nos ha convertido en libres, libres de ataduras a subvenciones, libres de ataduras a dictados mezquinos, libres de sumisión al funcionario de turno», apuntaron sus miembros.

Entre sus más de 60 montajes han recuperado la obra de Enrique Gil y Carrasco, pero además, autores como Federico García Lorca, Wiliam Shakespeare, Lewis Carrol, Saint Exupery, Genet, Ghelderode, Chejov y otros muchos fueron sus compañeros de viaje y aquellos a quienes quisieron acercar a los ciudadanos de Ponferrada y el Bierzo.

El grupo teatral también aludió a la crisis que sufre la comarca y su capital, ante la que «no queda otra cosa que resistencia». «El culto a los centros comerciales como forma de vida integral; la esclavitud ante las nuevas tecnologías, donde se viven realidades virtuales; los cronómetros que marcan nuestros tiempos, cual autómatas; la economía global mal entendida. Son lastres que impiden el desarrollo de la persona y nos hacen olvidar la esencia del ser humano», expresaron.

Por ello consideran que las fiestas «son un buen momento para cambiar nuestro espíritu y a modo de catarsis, olvidarnos por unos días de las dificultades que últimamente nos atenazan» y compartir con la familia, los amigos tradiciones y rituales. «Sirvan pues nuestras fiestas para recargar el ánimo, para cobrar la ilusión, para brindar por los nuestros, por los que nos han dejado y por los que todavía estamos. Por todo aquello que merece la pena vivir».

Y con un «¡Viva el teatro!, ¡Viva la cultura!, y ¡Vivan las fiestas de La Encina!» Conde Gatón dio inicio a cinco días de fiesta y diversión.

Fotos