Ponferrada reduce en un centenar las infracciones penales y los delitos de violencia de género este año

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto al comisario en funciones, Francisco Otero, en los actos del día del patrón de la Policía Nacional. / C. Ramos

El comisario en funciones reconoce un déficit de efectivos en la plantilla y confía en que se repongan las plazas que están vacantes

CARMEN RAMOS Ponferrada

Ponferrada sigue siendo una ciudad segura. Así lo atestigua el descenso de las infracciones penales en un centenar a lo largo del último año, según puso de manifiesto el comisario en funciones de la Policía Nacional en la capital berciana, Francisco Otero, en el día de su patrón instantes previos a la celebración de la misa en la Basílica de la Encina con motivo de la festividad de los Ángeles Custodios.

Un descenso que se ha extendido también a los delitos relacionados con violencia de género, según avanzó Otero, que valoró positivamente estos datos teniendo en cuenta que «es la tendencia de los últimos años». No obstante, puso de manifiesto como las nuevas realidades sociales, las tendencias delincuenciales y las nuevas tecnologías obligan a los agentes a renovar de forma continua su formación. «Nos hacen que día a día nos tengamos que estar formando porque es fundamental en el Cuerpo Nacional de Policía», señaló.

En este momento, desde la Comisaría de Ponferrada los delitos que más preocupan son los relacionados con las nuevas tecnologías y también los relativos a violencia de género. A ellos se unen, en segundo término, los hurtos, los robos, los pequeños delitos contra la propiedad en pisos «que habían sufrido un repunto y ahora han vuelto a bajar», indicó.

Necesidad de más efectivos

Respecto a la plantilla, integrada en este momento por 120 funcionarios -el 15% de ellos mujeres-, el comisario en funciones reconoce que en este momento «está un poco reducida con respecto a otros años porque se ha ido marchando gente y no la han repuesto», pero confía, no obstante, en que se pueda reforzar con más personal. «Esperemos que la repongan», subrayó, reconociendo, además, que se trata de un déficit a nivel nacional.

Otero espera que la nueva promoción de comisarios en la Escuela de Policía que saldrá coincidiendo con las fechas navideñas sirva para designar al nuevo comisario para Ponferrada. De lo contrario, no descarta ocupar la plaza con carácter definitivo.

Por su parte, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, manifestó su apoyo y solidaridad «hoy más que nunca» con la Policía Nacional «por las personas que velan cada día por nuestra seguridad». Agradeció, además, «todo el esfuerzo que hacen por los ciudadanos de Ponferrada y de todo el país» y que muchas veces «va más allá de ese propio deber», concluyó.

Fotos