Ponferrada potencia el Camino de Invierno a Santiago como nexo de colaboración cultural con Noruega y Japón

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los representantes de la Asociación del Camino de Invierno a Santiago y del Consulado Honorario de España en Takamatsu y en Fukuoka, durante la plantación./César Sánchez
La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los representantes de la Asociación del Camino de Invierno a Santiago y del Consulado Honorario de España en Takamatsu y en Fukuoka, durante la plantación. / César Sánchez

Una plantación de cerezos frente al Castillo de los Templarios simboliza los 150 años de amistad de entre el país nipón y España

D. ÁLVAREZPonferrada

El Camino de Invierno a Santiago fue hoy el nexo con el que Ponferrada buscó emprender colaboraciones a nivel cultural con los representantes japoneses que acudieron a la capital berciana para conmemorar el 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre el país nipón y España. Por su lado, representantes de la embajada de Noruega también participaron en el evento con la intención de «compartir experiencias y avanzar en el proyecto de colaboración con el Ayuntamiento para promocionar el Camino de San Olaf y el Camino Costero», dos de las rutas iniciáticas existentes en el país escandinavo, explicó la directora de la oficina de turismo de Noruega en España, Eugenia Fierros.

En ese sentido, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, recalcó que «ésta es la magia del Camino, la unión de gentes distintas y culturas diversas como la noruega, la japonesa y la española». Al respecto, la regidora subrayó la «vocación internacional» de la ciudad y señaló al turismo como «un motor económico cada vez más importante en el municipio». «Queremos trabajar en la promoción de nuestros Caminos en esos países», avanzó Fernández Merayo, que señaló que los intercambios con el país nórdico están más avanzados y podrían materializarse pronto en forma de unas jornadas técnicas de trabajo con representantes noruegos.

En cuanto a las relaciones con Japón, la regidora se mostró partidaria de «establecer nexos culturales con la región de Yokohama» a través de inciativas como los cursos de verano de la Universidad de León (ULE) o de la promoción de los productos culturales y gastronómicos de la comarca. «Japón es una gran vía de entrada para los productos alimentarios del Bierzo», remarcó.

La delegación japonesa, de la que formaban parte representantes de la Ruta de los 84 templos de Shikoku y de la Sociedad Hispánica de Yokohama, inició hoy su peregrinación a Santiago con la plantación de tres cerezos en la ladera del Castillo de los Templarios. Este árbol, «símbolo de la amistad» en el país nipón, según señaló la alcaldesa. En el mismo punto también se descubrió una placa para conmemorar los 150 años de amistad entre España y el país del sol naciente. «Este Castillo tiene desde hoy un poquito de Japón», subrayó Fernández Merayo.

Por su parte, el representante de la Sociedad Hispánica de Yokohama, creada en 1990 y que desde entonces se ha dedicado a plantar cerezos en diversas localidades españolas, recordó que la asociación ya estuvo presente en la comarca berciana en el año 2015, cuando se llevaron a cabo plantaciones en Arganza y Priaranza del Bierzo.

Contenido Patrocinado

Fotos