PONFERRADA, LA «ILUSIÓN» DE LAZÚRTEGUI

La alcaldesa de la capital berciana, el regidor de Bilbao y familiares descubren una placa en Estación Arte en homenaje a la figura del industrial vasco que impulsó el desarrollo minero e industrial de la comarca

La alcaldesa de Ponferrada junto al regidor de Bilbao y la nieta del industrial vasco, en el homenaje./César Sánchez
La alcaldesa de Ponferrada junto al regidor de Bilbao y la nieta del industrial vasco, en el homenaje. / César Sánchez
CARMEN RAMOS Ponferrada

«Ponferrada fue la ilusión de su vida». Con estas emocionadas palabras la nieta del industrial bilbaíno, Isabel Lazúrtegui, recordó hoy a su abuelo autor del libro 'Una nueva Vizcaya a crear en El Bierzo' que a comienzos del siglo XX impulsó el desarrollo minero e industrial de la comarca a imagen del pujante sector siderúrgico del País Vasco. Fue en el transcurso del homenaje tributado por el Ayuntamiento que tuvo como escenario las instalaciones de Estación Arte en el Museo del Ferrocarril donde acompañada por el bisnieto, Juan Gondra del Río, la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, y el regidor de Bilbao, Juan Mari Aburto, descubrió una placa en la fachada principal en honor a su memoria.

«Para mí es un gran honor y satisfacción y lo agradezco con toda el alma», subrayó la nieta de Julio Lazúrtegui, que ensalzó la figura de su abuelo más allá «de la persona que viajó, que hizo, que imaginó» como una figura «entrañable» que perdió cuando contaba tan solo diez años y de la que guarda un recuerdo que sigue vivo. «Para mí era lo más, más que mis padres, lo quería con toda mi alma», indicó.

El alcalde de Bilbao, por su parte, Juan Mari Aburto, recordó la vinculación de Lazúrtegui a la actividad económica «de un Bilbao que a finales del siglo XIX y principios del XX se proyectaba hacia un sector industrial muy importante y donde él fue protagonista con esa visión extraordinaria que como ingeniero tenía». Un modelo que entendió que «había que extenderlo» y que «vió en Ponferrada el lugar donde él tenía que intentar desarrollar ese proyecto de una nueva Vizcaya».

El regidor se mostró especialmente emocionado por recorrer «el camino que él hizo, haber venido a esta maravillosa tierra, a esta Ponferrada milenaria, a este Bierzo Templario que de alguna manera me evoca ese recuerdo hacia una figura importantísima en Bilbao que tiene este reconocimiento». Así mismo, mostró su admiración hacia una ciudad que «cargada de historia mira también al futuro».

Dos ciudades unidas por la figura del industrial vasco que más allá de ese pasado común buscan también unir sinergias de cara al futuro. En este sentido, Aburto remarcó la posibilidad de establecer relaciones culturales y comerciales entre ambas para impulsar proyectos conjuntos. «No tenemos nada que enseñar pero sí experiencias que compartir y las que vivimos en Bilbao seguro que son útiles aquí y las que vive Ponferrada son útiles en Bilbao, entonces hay posibilidades de colaboración», explicó el alcalde. Del mismo modo, remarcó que se trata de dos enclaves «con pasado, presente y un futuro que es incierto, que tiene retos y desafíos pero que está cargado de oportunidades entonces por qué no vamos a poder colaborar en ese escenario».

Homenaje a un «visionario»

Por su parte, la alcaldesa de la capital berciana, Gloria Fernández Merayo, ensalzó la figura de Julio Lazúrtegui como un «visionario» y destacó la singularidad de una jornada que se quedará grabada en la memoria de una ciudad unida a la figura del industrial vasco. «Hoy es un día de emociones y de recuerdo a una persona importantísima en la historia de nuestra ciudad que hace cien años nos ayudó a reconvertirnos de ese pasado agrícola, en una Ponferrada muy deprimida por la filoxera, para ver las riquezas que atesorábamos y que dieron paso a esa Ponferrada industrial que evolucionó en ciudad», aseveró.

La regidora municipal cogió, además, el guante lanzado por el primer edil de Bilbao para estrechar relaciones entre ambas ciudades. «Hoy estamos simbolizando ese agradecimiento pero también el futuro porque estamos convencidos de que va a ser el paso hacia el futuro, hacia unas relaciones que van a seguir, que van a ir a más, relaciones culturales y comerciales que queremos que sigan, proyectar ese futuro», señaló. Confía en que estos pilares hagan que «dentro de cien años haya aquí otras personas que nos sucedan y que puedan decir que tal día como hoy se dio el primer paso para una relación todavía más estrecha entre Bilbao y Ponferrada, entre El Bierzo y el País Vasco precisamente mirándonos unos a otro y de la mano reinventarnos».

Tras el acto institucional celebrado en el interior de Estación Arte y en el que también estuvieron presentes, entre otros, la concejala de Cultura, María Antonia Gancedo, y los portavoces de varios grupos municipales, los asistentes realizaron un recorrido por la exposición sobre el industrial vasco en conmemoración de los 100 años de la Minero Siderúrgica de Ponferrada.

Contenido Patrocinado

Fotos