Ponferrada flexibilizará las condiciones para facilitar el acceso a los puestos del mercado

Plaza de Abastos de Ponferrada./C. Ramos
Plaza de Abastos de Ponferrada. / C. Ramos

El Ayuntamiento trasladará en enero al edificio de la Plaza de Abastos la Oficina Municipal de Información al Consumidor cuyas dependencias estaban en el Toralín

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada estudia flexibilizar las condiciones para facilitar el acceso de nuevos comerciantes a los puestos del mercado de abastos de cara a reactivarlo. El concejal de Comercio, Carlos Fernández, anunció hoy la intención del equipo de gobierno de aplicar modificaciones en la actual ordenanza municipal para permitir que los establecimientos puedan sacarse a alquiler público mensual o anual.

De esta forma, según ha explicado el edil, se recortarían los periodos actualmente vigentes y que obligan a abonar a los inquilinos los años completos que restan del contrato inicial que se fijó en 30 años y de los todavía quedan pendientes 17.

«Estamos trabajando en modificar la ordenanza porque ahora mismo con la crisis eso frena mucho las iniciativas o a la gente que puediera estar interesada en coger un puesto porque tendría que poner por delante 17.000 euros», indicó Fernández. Se trata, en definitiva, «de facilitar las cosas a las personas que quieran ubicar su comercio en el mercado, para que sea menos gravoso y puedan pagar un alquiler mensual».

Una fórmula que reconoce que necesariamente tiene que contemplar también una solución a los comerciantes que se están jubilando en este momento y que ya han hecho frente por adelantado a los 30.000 euros del contrato inicial. «Esa gente está tratando de recuperar algo del dinero que habían puesto y lo que pretenden realquilar esos puestos y que si hay alguien que los quiera coger por lo menos que le paguen la maquinaria que ellos en su día compraron lo que están pidiendo unas cantidades que dificultan los traspasos», reconoció el edil de Comercio. «Tenemos que ver legalmente como se puede hacer para no perjudicar a nadie», subrayó.

La OMIC vuelve a la Plaza de Abastos

Por otro lado, Carlos Fernández, anunció que en el mes de enero se trasladará de nuevo al edificio de la Plaza de Abastos las dependencias de la Oficina Municipal de Información al Consumidor que había sido trasladada al Toralín.

Asimismo, el responsable municipal de Comercio aseguró que tanto el Ayuntamiento como la Asociación de Comerciantes del Mercado de Abastos no seguirán adelante con la iniciativa de reparto de compras a domicilio teniendo en cuenta la escasa respuesta que ha tenido durante los tres meses que se ha llevado a cabo. «Fue una prueba piloto y no salió bien, no como teníamos previsto», señaló.

En este sentido reconoció que de los seis o siete servicios diarios que se preveían durante los días del mercado semanal, miércoles y sábados, en los que estaba en marcha, sólo se llegó a una media de «dos, tres o incluso ninguno». No obstante, el edil anunció que desde el área preside se están estudiando nuevas iniciativas que permitan impulsar la Plaza de Abastos.

Contenido Patrocinado

Fotos