Ponferrada estudia las obras a acometer de cara a la elaboración del nuevo plan de sequía

Embalse de Bárcena. /
Embalse de Bárcena.

La alcaldesa liga los trabajos al desarrollo del plan de regadíos que proyecta una inversión de entre 21 y 25 millones de euros

CARMEN RAMOSPonferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada ha iniciado los trabajos para definir las actuaciones que se ejecutarán de cara a la elaboración del plan de sequía. «Ya estamos trabajando en las obras de las que hay que dotar a la ciudad», indicó hoy la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo.

La regidora municipal asegura que el equipo de gobierno mantiene contactos con la Confederación Hidrográfica Miño-Sil de cara a proyectar los trabajos «más importantes» para la puesta en marcha del plan. Unas obras que, según avanzó, deben pasar por acometer interconexiones así como una nueva tubería de la red general de abastecimiento desde San Cristóbal de Valdueza y «de más actuaciones», indicó.

«Hay que hacerlo porque es lo que toca», señaló Merayo, que ligó los trabajos al desarrollo del plan de regadíos. Un proyecto «importantísimo», subrayó, que proyecta una inversión de entre 21 y 25 millones de euros y que sigue adelante «sin precipitación pero con paso firme» para impulsar el campo berciano y el sector agroalimentario», según resaltó Merayo, máxime teniendo en cuenta que la sequía ha provocado un 60% de menos de precipitación que en años anteriores.

«Es imprescindible si queremos que la huerta berciana llegue a ser un producto de calidad como ya es y se pueda mantener en esos estándares y que extendamos mucho más las zonas de cultivo», apuntó. La alcaldesa aseguró que «va por buen camino» y destacó que será «un revulsivo económico para la zona y un proyecto de futuro para la industria de la agricultura en la comarca», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos