El 90% de los podólogos de León rechazan la implantación del Grado de Podología en Ponferrada

Campus del Bierzo./Carmen Ramos
Campus del Bierzo. / Carmen Ramos

El Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León refrenda su negativa a la puesta en marcha de estos estudios en Campus del Bierzo y realiza una consulta a sus colegiados en la provincia en la que 36 se opusieron y solo 4 mostraron su apoyo

ELBIERZONOTICIASPonferrada

El 90% de los podólogos de León rechazan la implantación del Grado de Podología en Ponferrada. Es el resultado de la consulta realizada por el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León a sus 59 colegiados en la provincia para conocer el nivel de apoyo a que se impartan estos estudios en el Campus del Bierzo para al próximo curso.

De los 40 profesionales que respondieron a la encuesta, 36 rechazan la propuesta de la Universidad de León y solo 4 la apoyan. El resto no respondieron o dudaba, según los datos facilitados hoy por el COPCyL. Este porcentaje es «llamativo», a juicio del órgano colegial ya que «la idea de la Universidad es que los estudiantes puedan hacer sus prácticas en clínicas podológicas privadas ya que el campus no cuenta con clínica podológica propia», explican.

Recuerdan como el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León y el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España ha transmitido y argumentado hace tiempo a las autoridades administrativas y académicas la «no idoneidad» de los estudios de Grado en Podología en el Campus de Ponferrada, habiendo dichos estudios en autonomías colindantes, Extremadura, Galicia y Madrid.

Ambos organismos entienden que «no hay demanda real de estos profesionales por parte la sociedad». Así, el presidente del Colegio de Castilla y León, José Luis Muñoz, considera que «no hay demanda y que la única salida es abrir una clínica propia». Insiste en que actualmente en Castilla y León hay 280 colegiados y un 15% ni siquiera tienen clínica propia.

«La realidad es que hay muchos jóvenes podólogos que han tenido que emigrar, hay muchos que están estudiando una segunda carrera o trabajando en otras profesiones y otros muchos que directamente están en el paro, habiéndose dado de baja colegial 90 de ellos en los últimos años ante la falta de perspectivas profesionales». apunta el responsable del COPCyL.

Según un estudio de la Facultad de Estudios Estadísticos de la Universidad Complutense entre graduados de Podología de tres promociones, 4 de cada 5 estudiantes han rechazado alguna oferta de empleo y el principal motivo para hacerlo han sido «las malas condiciones laborales». Según el mismo estudio, entre los colegiados ocupados, un 34,3% tienen empleo temporal.

Sin profesorado específico ni clínica universitaria

El Colegio Oficial y el Consejo General han mostrado su preocupación porque los futuros egresados en Podología en Ponferrada no vayan a recibir una formación de calidad. No menos preocupante es, a su juicio, el hecho de que el Grado se impartirá «sin la existencia de una clínica universitaria cercana donde los alumnos puedan poner en práctica sus conocimientos y que sirva de conexión con el mundo profesional, como así sucede en la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Barcelona, la Universidad de Sevilla o el Centro Universitario de Plasencia».

El Colegio y el Consejo entienden que un Grado requiere una gran inversión y que esta formación reporte al ciudadano que la soporta un beneficio directo o indirecto, mediante la atención pública gratuita, aunque la misma sea parcial, de sus demandas asistenciales, situación que, de momento, la Administración no se decide a atender. De lo contrario, los ciudadanos estarían soportando una carga tributaria para el acometimiento de las inversiones y el sostenimiento de las infraestructuras, del profesorado y del personal necesario para la prestación de los servicios de formación universitaria, sin que dicho esfuerzo les reporte valor ninguno o mejora en las prestaciones asistenciales sanitarias que perciben.

Recuerdan que el Consejo General de Colegios Oficiales se ha opuesto también recientemente a otro Grado en una Universidad pública, concretamente al de la Universidad de Castilla-La Mancha para el campus de Talavera.

El Colegio Oficial de Podólogos y el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos se pone a disposición de la ULE, de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Educación para aportar desde su visión y experiencia profesional, sus consideraciones «para que puedan ser tenidas en cuenta».

Sin podólogos en la sanidad pública

Desde el órgano colegial insisten en que en la oferta asistencial pública no se reconoce el derecho de los ciudadanos al diagnóstico y tratamiento de las patologías y deformaciones de los pies por los profesionales legalmente habilitados mediante la capacitación que otorga el Grado Universitario en Podología y que la Podología se limita exclusivamente al sector privado.

A juicio del presidente del Consejo de Colegios de Podólogos, José García Mostazo, «es una incongruencia que las Administraciones no apuesten decididamente por la inclusión de la Podología en la Sanidad pública, y la Junta de Castilla y León es un buen ejemplo, y sin embargo se promuevan desde las Universidades públicas la

Contenido Patrocinado

Fotos