La plantilla del servicio de basuras confía en que la ejecución de la sentencia no tenga consecuencias laborales

El presidente del comité de FCC, Marco Antonio Varela, junto al concejal de Medio Ambiente de Ponferrada, Roberto Mendo./C. Ramos
El presidente del comité de FCC, Marco Antonio Varela, junto al concejal de Medio Ambiente de Ponferrada, Roberto Mendo. / C. Ramos

Los trabajadores insisten en la necesidad de que la decisión que adopte el pleno del Ayuntamiento garantice las condiciones y los derechos recuperados tras la última huelga

CARMEN RAMOS Ponferrada

Los trabajadores del servicio de recogida de basuras, limpieza viaria y mantenimiento de jardines de FCC en Ponferrada confían en que la ejecución inmediata de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que anula la adjudicación del contrato a la empresa y obliga a volver a otorgar el servicio no tenga consecuencias laborales.

«De momento estamos tranquilos, a ver lo que sucede en el futuro y lo que decide hacer el Ayuntamiento», indicó el presidente del comité de empresa, Marco Antonio Varela, que considera que la ejecución de la sentencia se podría haber llevado a cabo «hace ya un año y medio» cuando se conoció el dictamen del TSJCyL y antes de que el Ayuntamiento planteara un incidente de ejecución para aclarar los términos para llevarla a efecto.

Los trabajadores, al igual que manifestaron después del acuerdo que suspendió la última huelga en el servicio de recogida de basuras, insisten en la necesidad de que se aclare la situación pero entienden que tendrán que someterse a la decisión que se adopte por el órgano plenario siempre que se garantice, eso sí, que sea la que sea se respeten los acuerdos alcanzados sobre las condiciones de los trabajadores.

«Nos da lo mismo cumplir el servicio si se municipaliza, si se adjudica a Urbaser, si hacen un pliego nuevo o lo que tengan que hacer, lógicamente es cosa del Ayuntamniento y nosotros acarrearemos con las consecuencias que haya, no nos queda otra», explicó Varela que mostró su confianza en que «no nos afecte» ya que «quedó bien atado todo en su momento y venga lo que venga en el futuro espero que nos respeten las condiciones por las que luchamos anteriormente», subrayó.

Asimismo, desde el comité de FCC no temen que el proceso pueda llegar a tener consecuencias en cuanto al empleo atendiendo a la reducida plantilla con la que cuenta en este momento el servicio. «Ya estamos bastante cortos de trabajadores como para que se recorte más», apuntó su presidente. «Esperemos que por ahí no sigan porque no hay de donde tirar», subrayó.

El órgano de representaciónde los trabajadores de FCC destacó que la empresa sigue cumpliendo los compromisos contraídos mediante el acuerdo plenario que permitió normalizar la situación y que la plantilla pudiera recuperar los derechos laborales tras los recortes y congelaciones aplicados por la empresa desde el año 2012, como la subida salarial, el reconocimiento de la antigüedad así como la concesión de los cuatro días libres. «Se arreglaron las cosas en agosto, a partir de septiembre se normalizó la situación y en octubre cobramos la última paga que nos debían, con lo cual ahora mismo está todo al día», concluyó Marco Antonio Varela.

Contenido Patrocinado

Fotos