LOS PEDÁNEOS, PROTAGONISTAS DE LA ENCININA

El Ayuntamiento tributa por primera vez un reconocimiento a los pedáneos y alcaldes de barrio del municipio durante la celebración del día de la fiesta local para ensalzar su labor en los pueblos

Miembros de la Corporación con los pedáneos del municipio, a la entrada del Ayuntamiento./
Miembros de la Corporación con los pedáneos del municipio, a la entrada del Ayuntamiento.
CARMEN RAMOS Ponferrada

Los pedáneos y alcaldes de barrio han sido este año los grandes protagonistas del día de la Encinina. Por primera vez en la historia de la ciudad, la Corporación, encabezada por su alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, realizó un acto de homenaje a la figura de los representantes municipales de los pueblos del municipio.

La Plaza del Ayuntamiento fue el escenario donde los corporativos les recibieron y se hicieron una foto de familia ante el Ayuntamiento como recuerdo de la efeméride. A continuación, bajo mazas, iniciaron su recorrido por la calle del Reloj hasta la Plaza de la Encina, donde tuvo lugar la celebración de la eucaristía y la ofrenda a la patrona en la que le presentaron algunos de los productos más típicos de la comarca, entre los que no faltaron los pimientos.

«Hemos querido reconocer y ensalzar la labor de nuestros pedáneos porque ellos hacen Ponferrada», destacó la regidora municipal, que aseguró que el nuevo acto que se incorpora al calendario festivo tiene como objetivo darles también su protagonista estos días. «Lo que queremos es que tengan un lugar en estas fiestas de la Encina porque de verdad que se lo merecen y vaya desde aquí el reconocimiento del equipo de gobierno y de toda la Corporación a esa labor callada que hacen todos los días», señaló.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Merayo anunció nuevas inversiones en los pueblos del municipio con cargo a los remanentes provenientes de ajustes presupuestarios para acometer obras en las pedanías, principalmente de adecuación, de reparación de asfaltados y de recuperación de edificios, entre otras. «Sí que va a haber una partida importante para esas pequeñas obras que ellos tanto anhelan, que tan necesarias son y que desde el equipo de gobierno vamos a hacer un esfuerzo importante», explicó.

La alcaldesa reiteró en este sentido, como actuación prioritaria la conversión en carretera de la pista que une San Cristóbal con Peñalba de Santiago. «Ya no nos conformamos con que se asfalte, tiene que ser carretera», recalcó Merayo, que anunció el inicio de conversaciones con la Junta de Castilla y León con la Diputación de León «porque es vital no solamente para Peñalba sino para todo el Valle del Silencio», teniendo en cuenta la repercusión que ello tendrá para el turismo», concluyó.

Fotos