La ULE ofrecerá becas para facilitar la colaboración de sus alumnos con la ARMH

Firma del convenio entre la ULE y la ARMH./César Sánchez
Firma del convenio entre la ULE y la ARMH. / César Sánchez

Ambas entidades formalizan la cesión del espacio que sirve de sede desde 2008 al laboratorio de la asociación

D.ÁLVAREZPonferrada

Alumnos de las especialidades de Historia, Biología, Biblioteconomía o Antropología de la Universidad de León (ULE) podrán beneficiarse de las nuevas becas de formación que la institución académica prevé implantar para favorecer la colaboración con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Tras la firma del convenio marco rubricado en Ponferrada por el rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, y el vicepresidente de la ARMH, Marco A. González, la Universidad cederá de manera oficial por un periodo de dos años las instalaciones que la asociación viene usando desde 2008 como sede de su laboratorio.

En ese sentido, el documento da carta de naturaleza formal a una cesión que se venía dando desde hace cerca de una década, con la apertura del laboratorio y la sede física de la ARMH en el Campus de Ponferrada en diciembre de 2008. La “cesión oficial” de los espacios tendrá una duración de dos años, que se prorrogarán de manera automática si ambas partes están de acuerdo.

Además, el convenio establece otras vías de colaboración, como las becas a estudiantes para que presten su apoyo al trabajo de la asociación, cuya “gran labor” elogió Marín. “Actúan en toda España y están desbordados”, explicó el rector. En ese sentido, las becas estarán dotadas con una cuantía mensual de entre 400 y 500 euros y permitirán que los alumnos combinen la formación con el trabajo diario en la sede de la ARMH. “Todavía no hemos definido cuántos alumnos podrán disfrutarlas, pero inicialmente serán pocos”, avanzó Marín, que cifró el número previsto de participantes entre dos y tres alumnos. El acuerdo también prevé la opción de que los estudiantes colaboren con la asociación gracias a las becas de verano, más restringidas y de sólo dos meses de duración.

Además, su influencia se podrá ampliar con la firma de convenios más amplios en los que participen “no sólo otras universidades sino entidades públicas como Diputación , Ayuntamiento o Junta”, explicó Marín. Por su parte, el vicepresidente de la ARMH consideró que la firma del convenio es “muy importante” porque permite que la ULE se implique “en el apoyo a las víctimas y al trabajo de la ARMH” y reducirá la “excesiva carga de trabajo” del laboratorio de la asociación. “Este acuerdo da consistencia al trabajo que estamos haciendo”, destacó González, que recordó que el laboratorio situado en Ponferrada ya ha resuelto más de 350 casos de víctimas del franquismo y continúa buscando a más de 1.500 personas en el territorio español.

Objetivos del acuerdo

En esa línea, los objetivos concretos que se desarrollarán tras la firma del documento, tienen que ver con la colaboración en materia de actividades educativas, como conferencias, cursos de extensión universitaria y cursos de verano o seminarios, en los que la ARMH podrá realizar sus aportaciones. En el mismo sentido, la asociación colaborará con el Programa Interuniversitario de la Experiencia.

Además, ambas entidades pondrán en común el material bibliográfico, datos, información y experiencias en actividades de investigación conjuntas y se prestarán servicios técnicos y asesoramiento mutuo en cuestiones relacionadas con su actividad. Por su parte, la ULE cederá el uso de sus recursos educativos, de investigación o tecnológicos, así como sus infraestructuras y espacios, para la realización de proyectos conjuntos.

Fotos